Connect with us

Ciencia y Salud

«Hacer el mal»: La ciencia detrás de nuestro lado oscuro

Publicado

el

Julia Shaw es investigadora de la división de Psicología y Ciencias del Lenguaje del University College de Londres y ha destacado entre la comunidad científica internacional gracias a sus trabajos sobre psicología criminal.

En su último libro, «Hacer el mal» (Ed. Planeta), Julia Shaw analiza la ciencia que hay detrás de la maldad e indaga en las razones que se esconden detrás de los pensamientos y las acciones más malvadas del ser humano.

Así, con la sinopsis «Todos hacemos cosas malas. Todos mentimos, engañamos y hacemos daño a los demás. Pero ¿nos convierte eso en seres malvados? ¿Qué nos diferencia de los grandes criminales de la historia?», la doctora inicia un ensayo en el que pone en valor la importancia de conocer «nuestro lado oscuro» y explica por qué actuamos como lo hacemos y qué nos motiva a ello.

En una entrevista concedida a EFEsalud, la psicóloga responde a preguntas sobre distintos aspectos que aparecen en la obra Hacer el mal, desde la fisiología de nuestro cerebro y cómo afecta a nuestra forma de actuar, hasta qué acciones pueden considerarse (o no) intrínsecamente malas.

Doctora Julia Shaw. Imagen cedida por Planeta.

1. ¿De dónde surge la necesidad de escribir sobre el mal?

Si desmenuzamos el mal, veremos que está formado por rasgos psicológicos específicos. Y cada uno de ellos ha sido investigado. Los rasgos comunes del mal incluyen el sadismo, la psicopatía, la repulsión, la sed de sangre, la deshumanización, los impulsos sexuales, la ceguera ética corporativa y la conformidad extrema.

Mi objetivo es trazar la línea que separa los pensamientos y comportamientos cotidianos y normales de las versiones más extremas. Como de los actos cotidianos de agresión a los asesinatos en serie. O de las fantasías sexuales normales a la violencia sexual. O de la conformidad en situaciones normales a la complicidad en un genocidio.

Todos tenemos cerebros capaces de los peores comportamientos. Lo mejor es que tratemos de entendernos unos a otros, y a nosotros mismos. También creo que el lado oscuro de la humanidad es lo más fascinante.

2. ¿Podemos afirmar que hay gente intrínsecamente buena y mala o solo hay acciones buenas y malas?

De hecho, tengo un podcast de la BBC llamado «Bad People», en el que también defendemos que no deberíamos llamar ‘mala’ a la gente.

Creo que es mejor llamar buenas o malas a las acciones que a las personas. Esto puede ser útil si te sientes perezoso, pero más preciso e interesante es cuando realmente describes qué de su comportamiento es bueno o malo. Por bueno, probablemente entiendas generoso, amable o considerado. Por malo, probablemente te refieras a codicioso, egoísta o perjudicial para los demás. Siempre animo a la gente a ser más precisa. Al fin y al cabo soy científica, ¡y nos encanta la precisión!

EFE/ Jorge Zapata

3. En nuestro cerebro, ¿hay diferencias físicas que puedan evidenciar la tendencia a la bondad o a la maldad?

El cerebro de todo el mundo tiene todos los ingredientes necesarios para el «mal». Todos podemos activar lo que se ha dado en llamar la «vía del mal» neurocientífica.

El primer paso es una disminución de la actividad de la corteza prefrontal ventromedial. Psicológicamente, lo que ocurre es una desindividuación. Esto nos hace sentir que no somos personalmente responsables de nuestro comportamiento, como si sólo formáramos parte de un grupo, o fuéramos anónimos.

En segundo lugar, se produce un aumento de la actividad en la amígdala, responsable de las emociones. Esto forma parte del proceso de deshumanización, que suele incluir sentimientos como la ira y el miedo.

A continuación, estas emociones pasan por el tronco encefálico para desencadenar otras sensaciones, como el aumento del ritmo cardíaco, la presión arterial y el dolor de estómago. Esto es entrar en modo lucha o huida. Aquí es donde se producen los delitos u otros comportamientos antisociales.

Todos tenemos esta vía. Pero, es más fuerte para aquellos que tienen una corteza prefrontal ventromedial hipoactiva. La investigación ha demostrado que los asesinos y psicópatas, en particular, han disminuido la actividad en esta corteza prefrontal.

Al igual que un tiroides hipoactivo significa que tu metabolismo es defectuoso y tienes más probabilidades de tener sobrepeso, una corteza prefrontal ventromedial hipoactiva significa que tu juicio moral es defectuoso y tienes más probabilidades de actuar de forma inmoral.

4. ¿Existe un código moral universal?

No, no lo hay. Cada uno tiene su propia brújula moral. Si preguntas a tus amigos y familiares más cercanos sobre comportamientos y delitos muy concretos, probablemente te sorprenderán algunas de sus respuestas.

Algunos, por ejemplo, pensarán que el engaño sexual es un acto terriblemente inmoral e inexcusable. Pero otros pensarán que en realidad no tiene importancia. O mientras algunos piensan que evadir impuestos es deseable, otros piensan que es un acto de egoísmo éticamente inconcebible.

Lo que es en cierto modo más sorprendente que la idea de que todos vivimos en nuestros propios mundos éticos, es que ni siquiera actuamos en consonancia con ellos.

En mi libro, constantemente hago que el lector se plantee cuestiones éticas que, muy posiblemente, nunca se ha planteado. La idea es que la gente tome conciencia de cuál es realmente su ética, y animarla a que empiece a vivir su vida más en consonancia con ella.

Todos necesitamos un “chequeo ético” periódico. Mi libro podría ayudar a realizar este chequeo de una forma nueva y, a veces, casi lúdica.

La brújula moral es propia de cada uno e independiente. EFE/Ángel Díaz

5. En Hacer el mal se habla de `turismo de desastres´ ¿En qué consiste?, ¿quién es más propenso a realizarlo?

El «turismo de catástrofes» es un término utilizado para describir a las personas que visitan «paisajes traumáticos», zonas destruidas por catástrofes naturales o acontecimientos históricos terribles.

Al ver todos los detalles y la complejidad de una catástrofe, podemos entender mejor lo que ha ocurrido y tenerle menos miedo. Podemos aprender y seguir adelante. Creo que la mayoría de nosotros hemos participado en el turismo de catástrofes, lo hayamos pensado así o no. Si hemos estado en castillos donde mataron a mujeres consideradas brujas, o en antiguos campos de concentración, o en las ruinas de Belchite, que quedaron intencionadamente arruinadas como amenaza de los estragos de la guerra civil española.

¿Por qué vamos a estos lugares? Los académicos han escrito sobre cómo estos sitios son un lugar potente para la autorreflexión.

Estar allí, sentir lo que sentía la gente de la época, puede ayudarnos a conectar con su realidad. Y puede ayudarnos a entender el contexto de la nuestra.

Mi libro, Hacer el mal, es una forma de turismo psicológico de catástrofes. En lugar de aventurarme en lugares físicos, me adentro en la mente. Algunas personas pueden venir sólo para mirar y hacer fotos, para disfrutar del atractivo sensacionalista de las mentes criminales. Otros pueden venir porque les preocupa que ellos también tengan tendencias oscuras.

Más de una vez he visto a alguien identificarse como psicópata, troll de Internet o preguntarme por sus fantasías asesinas. Pero creo que, para la mayoría de la gente, aventurarse en el corazón de las tinieblas permite poner a prueba los límites de nuestra mente y comprendernos mejor a nosotros mismos y a los demás. Nos proporciona lo que he denominado «empatía maligna».

La entrada «Hacer el mal»: La ciencia detrás de nuestro lado oscuro se publicó primero en EFE Salud.

Seguir leyendo

Ciencia y Salud

Homenaje de una familia universal al Dr. Carlos Macaya, intervencionista de alma y corazón

Publicado

el

Por

“El trabajo, trabajo y trabajo dejando a los tuyos en la fortaleza del hogar no es la mejor opción. Sin lugar a la duda, debemos aprender a conciliar profesión y familia, ya que la una sin la otra no te da la felicidad”, subraya el médico que un día de gloria evitó una cirugía a corazón abierto a la Madre Teresa de Calcuta.

Con más de 300 personas aplaudiendo emocionadas al Dr. Macaya en el Gran Anfiteatro del Colegio Oficial de Médicos de Madrid, antigua Aula Magna de la histórica Facultad de Medicina, una larga lista de colegas y amig@s, además de su familia más cercana, le han dedicado mil elogios durante la celebración del XXX Aniversario del “Estudio Benestent”.

No sólo han destacado su profesionalidad diaria, su experiencia clínica, su capacidad de trabajo en equipo, su visión investigadora, su corazón innovador, su dedicación a l@s pacientes o su cautivadora sonrisa, sino que han puesto en valor su sabiduría para conquistar el amurallado castillo de las administraciones públicas sanitarias en beneficio de “todos y todas”.

Valga de ejemplo una declaración de la Dra. Ana Pastor Julián, expresidenta del Congreso de l@s Diputad@s, exministra de Sanidad y actual representante del Partido Popular en el Parlamento español.

“El Dr. Macaya no sólo es un cardiólogo irrepetible, excelente por su calidad científico técnica, sino que es digna de admiración su constancia para mejorar el modelo organizativo de la atención cardiovascular en los hospitales”, dice la médica de profesión.

Es más, desde la industria biomédica se reconoce, literalmente, “su maestría” para que los avances tecnológicos más vanguardistas, aplicados a la cardiología hemodinámica o intervencionista, se hayan llevado a la sala de operaciones “con la mayor eficacia y seguridad en cada momento”.

Pero no queda ahi su legado, gracias a su estrategia formativa, más de 200 cardiólogos y cardiólogas investigadores de 25 países viralizan sus conocimientos intervencionistas sobre el sistema cardiovascular de millones de pacientes, particularmente en México, Cuba, Argentina, Venezuela, Colombia o Portugal.

En España, dejó su huella en la Fundación Jiménez Díaz, “conchita”, en el Hospital Virgen del Pino en Las Palmas de Gran Canaria y en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada.

Aunque sea el Hospital Clínico San Carlos, más aún en su etapa como jefe de servicio desde 1999 hasta su jubilación, donde su sombra carnal se percibirá sine die en cada rincón hemodinámico.

Lo atestigua el Dr. Julián Pérez-Villacastín Domínguez, heredero del Servicio de Cardiología desde 2021: “Es un hombre muy especial porque reúne una serie de características individuales, profesionales y sociales difíciles de ver en una única persona”.

“Tanto es así que su legado estratosférico se resume en el enorme beneficio médico que ha procurado a miles y miles de pacientes a través de sus conocimientos, experiencia, investigación, innovación y gestión”, afirma sin alterar un ápice su ritmo cardíaco.

A su familia presente, liderada por su hijo Fernando Macaya, también cardiólogo del HCSC, y por sus tres nieto@s, uno de los cuales podría ser su viva imagen en el futuro, les queda el orgullo de reconocer a un padre alabado a todos los niveles… “Y a una madre igual de extraordinaria”.

El Dr. Carlos Macaya Miguel, uno de los mejores cardiólogos intervencionistas del mundo, ha dedicado toda su vida profesional a defender el corazón de los pacientes durante las 24 horas del día… Y en EFEsalud hemos disfrutado durante los últimos doce años, ahi queda eso:

Carlos Macaya, el mejor médico que puedes consultar porque siempre cuidará tu corazón sin perder de vista tu felicidad.

La entrada Homenaje de una familia universal al Dr. Carlos Macaya, intervencionista de alma y corazón se publicó primero en EFE Salud.

Seguir leyendo

Ciencia y Salud

Mejorar el acceso al escrutinio en el cáncer colorrectal y pulmonar es el reto en México

Publicado

el

Por

La situación en México del cáncer colorrectal y pulmonar es analizada en esta entrevista.

“La mayoría de las personas están familiarizadas con mastografía, papanicolaou, incluso con el examen prostático, pero no con una colonoscopía para detectar el cáncer colorrectal, aunque lo tenemos al alcance”, explicó Garibay durante su exposición en la Cumbre de Excelencia Médica Amgen (CEMA 2024) celebrada en el Caribe mexicano.

En el caso del cáncer pulmonar argumentó que los escrutinios suelen estar dirigidos a la población con mayor riesgo, “como fumadores o exfumadores”, pero que a partir de los 50 a 55 años los candidatos pueden realizarse una “tomografía de baja dosis”.

“Este estudio (tomografía de baja dosis) también está disponible y está comprobado que puede disminuir un 20 % el riesgo de morir por cáncer pulmonar”, reveló.

Esto, detalló, considerando que el cáncer de pulmón se divide en dos principales tipos, el de células pequeñas (CPCP) y el de células no pequeñas (CPCNP), y que este último es el más frecuente, puesto que representa del 85 % a 90 % de los casos.

Según registros de 2022 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México el tercer padecimiento oncológico con mayor incidencia fue el cáncer colorrectal (16.082 nuevos casos) y el más mortífero a nivel nacional con 8.283 defunciones, mientras que el cáncer de pulmón fue el tercero con 7.808 muertes.

Ante tal panorama, el experto resaltó la necesidad de invertir para que los pacientes cuenten con un “tratamiento personalizado” y no solo de las “quimioterapias estándar”, ya que así se puede atender de manera dirigida cada tumor con tratamientos que incrementan la sobrevida como biocomparables con los que cuenta Amgen en su portafolio en México hace más de un año.

Sin embargo, Garibay precisó que debido a factores como “el miedo, la angustia o el pudor”, los pacientes con cáncer pulmonar y colorrectal están llegando a los hospitales en “etapa 4 (avanzada) ya con metástasis”, lo que impide que sean candidatos a tratamientos quirúrgicos con potencial curativo.

Cáncer colorrectal en México: aumenta la incidencia en los jóvenes 

Otro aspecto que ha detectado el también miembro de la Sociedad Mexicana de Oncología, es que estos padecimientos están siendo cada vez más incidentes en jóvenes, principalmente para el caso del cáncer colorrectal.

“En gran medida, una de las explicaciones es que las personas que nacieron a finales de los ochenta y los noventa han estado expuestas muy probablemente a una dieta poco saludable, con alimentos ultraprocesados, poco ejercicio, más sedentarismo, aspectos que impactan”, aseveró.

Además señaló que en la última década un factor que están considerando los oncólogos es “la contaminación atmosférica”, pues vivir de manera prolongada en una urbe con altos índices de contaminación implica un riesgo para el cáncer pulmonar y otras enfermedades.

Para lograr la correcta atención a estos nuevos casos de cáncer es necesario contar con más especialistas, según el experto, al subrayar que las organizaciones internacionales recomiendan que un oncólogo médico “tenga más o menos 400 pacientes con cáncer a su cargo”.

“En nuestro país esa cifra está muchísimo más rebasada”, reconoció, a la vez que remarcó que también se necesitan más médicos generales que tengan las condiciones de trabajo para detectar estas patologías y derivar a los pacientes que requieran de un especialista.

“Como sociedad estamos acostumbrados a pensar que lo mejor es ir directo con el especialista, en realidad lo adecuado sería que tengamos un sistema de salud robusto y sólido desde el primer nivel de atención para que el paciente pueda detectar su problema lo antes posible”, concluyó Garibay.

EFE cuenta con el apoyo de Amgen para la elaboración de este contenido.

Radiografía de cáncer de pulmón/Foto cedida

La entrada Mejorar el acceso al escrutinio en el cáncer colorrectal y pulmonar es el reto en México se publicó primero en EFE Salud.

Seguir leyendo

Ciencia y Salud

Decálogo de cardiopatías congénitas para garantizar los derechos de los pacientes

Publicado

el

Por

Las cardiopatías son las enfermedades congénitas con mayor incidencia en España. Por ello es relevante poner en valor las necesidades y demandas de quienes las padecen. La Fundación Menudos Corazones ha presentado esta semana un decálogo de cardiopatías congénitas en el Congreso de los Diputados con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los enfermos y recordar la importancia de abordar bien esta condición.

Decálogo de cardiopatías congénitas

Cada día nacen unos diez bebés en España con cardiopatías congénitas. Esto supone que unos 4.000 niños al año cuentan con anomalías en la estructura o el funcionamiento del corazón. Las cardiopatías más graves suelen requerir sucesivas intervenciones, largas hospitalizaciones y revisiones periódicas que se pueden prolongar incluso hasta la adultez. Otras cardiopatías necesitan intervenciones terapéuticas mediante cateterismos o cirugías. Se tratan, pues, de patologías crónicas.

La Fundación Menudos Corazones apoya y acompaña a niñas, niños, jóvenes y personas adultas con cardiopatías congénitas de toda España, así como a sus familias, en hospitales, en su vida cotidiana y en los centros de la entidad.

En la “Jornada para la visibilidad, reconocimiento y los derechos de las personas con cardiopatías congénitas y sus familias” se ha presentado el Decálogo “Menudos Corazones”. El listado recoge diez propósitos para avanzar en el pleno reconocimiento de sus derechos y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

En las escaleras del Congreso de los Diputados, asistentes a la Jornada organizada por Menudos Corazones. Imagen cedida por la fundación.

Los diez puntos para el abordaje de las cardiopatías:

1. Asegurar la adecuada asistencia sanitaria, el acceso equitativo a tratamientos y la derivación rápida y eficaz a los Centros, Servicios y Unidades de Referencia (CSUR).

2. Garantizar a los niños con cardiopatías congénitas el acceso a la Atención Temprana desde el nacimiento.

3. Reconocer adecuadamente las secuelas de las cardiopatías congénitas y su impacto en el día a día en el proceso de evaluación de la discapacidad.

4. Garantizar a los adolescentes con cardiopatías congénitas una adecuada transición a las Unidades de Cardiopatías Congénitas del Adulto.

5. Asegurar la inclusión laboral de las personas con cardiopatías congénitas y reforzar el desarrollo de políticas activas de conciliación.

6. Reforzar y mejorar el acceso, universal y gratuito, a recursos de protección de la salud mental.

7. Garantizar el correcto diagnóstico prenatal y posnatal de las cardiopatías congénitas.

8. Promover y financiar la investigación básica y aplicada de las cardiopatías congénitas.

9. Crear un Registro Estatal de Cardiopatías Congénitas que esté al servicio de la práctica clínica.

10. Impulsar y apoyar campañas recurrentes de concienciación y sensibilización social.

Imagen de los asistentes a la Jornada organizada por Menudos Corazones. Imagen cedida por la fundación.

Lectura del decálogo

Javier Padilla, secretario de Estado de Sanidad, fue el encargado de inaugurar el acto en el Congreso, en el que pacientes y familiares de personas con cardiopatías congénitas leyeron el decálogo.

“La enfermedad en la infancia es una historia de vulnerabilidad que hay que afrontar con cuidados y certezas. Nos corresponde a las instituciones darle esas certezas”, expuso.

Por otro lado, Juanma Orbegozo, presidente del Patronato de la Fundación Menudos Corazones, también intervino en el acto: “Este es un día histórico para las cardiopatías congénitas. Con este acto confirmamos la apuesta de Menudos Corazones por la incidencia política y la visibilidad social de esta patología con la que nacen, cada día, diez bebés en España”.

La entrada Decálogo de cardiopatías congénitas para garantizar los derechos de los pacientes se publicó primero en EFE Salud.

Seguir leyendo

destacadas