Connect with us

Ciencia y Salud

Covid persistente: preguntas y respuestas pospandémicas

Publicado

el

«Y aunque haya distintos fármacos en plena investigación y desarrollo, ningún tratamiento ha evidenciado hasta la fecha que cure esta enfermedad pospandémica de origen coronavírico; aún así, disponemos de medicinas que controlan y alivian los síntomas», indican.

Respecto al empleo de las vacunas preventivas contra la COVID-19, ambos expertos aconsejan las vacunas sin ambages por su 90 % mínimo de efectividad general, a pesar de algunos efectos secundarios previstos o imprevistos, como ha sucedido con Vaxzervria de AstraZeneca, que ya no se fabrica ni suministra.

Bajo el amparo de la Cátedra UAM-NuemoMadrid-Chiesi, ambos expertos participaron el pasado 25 de abril en el primer ciclo de conferencias organizadas y coordinadas por la Fundación Teófilo Hernando y la Fundación Ortega-Marañón.

Después de un emocionante discurso pronunciado por el Dr. Soriano, titulado «COVID Persistente: entre balas de plata y la multimedicación«, moderado por la Dra. Rodríguez, se estableció un debate presencial y en línea con más de 250 participantes y sin desperdicio argumental, del que EFEsalud no perdió detalle periodístico.

Un dúo mensajero para contrarrestar la covid persistente

El Dr. Joan Soriano, investigador del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa, es vicepresidente segundo del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT) y consultor sénior en el Equipo de Gestión Clínica COVID-19 del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS.

La Dra. Rodríguez Ledo es responsable de docencia, investigación e innovación en Medicina Familiar, a la vez que subdirectora de Humanización, Calidade e Atención á Cidadanía en el Área Sanitaria de Lugo, A Mariña e Monforte de Lemos en Galicia.

Además, la ganadora del XXII Premio Nóvoa Santos de Asomega en el año 2021, todavía bajo el influjo de la pandemia coronavírica del SARS-CoV-2, es presidenta de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

La covid persistente, al no estar relacionada con la gravedad de la infección inicial, puede menoscabar la salud de pacientes asintomáticos, leves y a quienes hayan requerido hospitalización.

Pueden ser personas de todas las edades, pero es más frecuente en mujeres de mediana edad.

También, diferentes estudios han observado alrededor de un 10-15 % de casos de covid persistente en la población perjudicada por la infección aguda de este coronavirus.

Doctor Joan Soriano, ¿cómo se define la covid persistente y qué síntomas presentan l@s pacientes?

La Organización Mundial de la Salud define esta una nueva enfermedad como aquella patología que acontece alrededor de tres meses después de una infección aguda del virus SARS-CoV-2 y se diagnostica mediante un test covid, o no (durante las primeras olas de la pandemia de la COVID-19 se carecía de esta prueba).

Para que el diagnóstico sea covid persistente, cuyo código de clasificación de la OMS es U09, la enfermedad deberá afligir al paciente al menos durante dos semanas, incluyendo un complejo de síntomas: dificultad respiratoria -disnea-, fatiga y disfunciones cognitivas, como la niebla mental.

Estos síntomas, persistentes, que no obedecerán a otra dolencia alternativa, en especial a la infección aguda previa, pueden aparecer de forma individual o en grupo, generando exacerbaciones importantes y pudiendo afectar significativamente a las actividades de la vida diaria.

Cabe destacar que la OMS, a la vez, recomienda tratar cualquier trastorno asociado a la covid persistente de forma específica y que se debería prestar una atención especial a los niños y niñas.

Doctora Rodríguez Ledo, ¿los médicos y médicas de familia creen a las personas que manifiestan en la consulta sufrir covid persistente?

Como quiero ejercer de mujer gallega, que lo soy, responderé que unos sí les creen y otros no. Aún así, lo fundamental es hacer entender a todo el mundo que la covid persistente es real, existe. No nos cabe duda alguna.

Y no es aceptable ser incrédulos ante los pacientes de covid persistente como no lo seríamos ante cualquier otro que manifestase sentir una dolencia o enfermedad diferentes.

Estamos en una situación que coloca a estos pacientes afectados en una inequidad dentro del Sistema Nacional de Salud, que se define por ser uno de los más accesibles, equitativos, justos y universales del mundo.

Tenemos que reflexionar sobre esta cuestión sustancial para no dejar atrás a nadie, ni siquiera a los afectados de una pandemia que en estos momentos quizás queramos olvidar más de lo que es posible hacerlo.

Doctora, ¿Y por qué hay más mujeres afectadas de covid persistente?

Esta es una de las grandes dudas clínicas que nos trae de cabeza. Existen muchas teorías, algunas relacionadas con aspectos hormonales y otras con su sistema inmunitario, que provoca una mayor carga patológica en las mujeres.

Seguramente, este perfil de afectación femenina se defina con la combinación de ambas causas.

Las mujeres presentan más problemas en la garganta, naríz y oído; más trastornos de su estado de ánimo y neurológico; más de carácter dermatológico, gastrointestinal y reumatológico. Y se encuentran más fatigadas que los hombres.

¿Y cómo llegan l@s pacientes a las consultas de Atención Primaria?

¡Desesperados! Desesperados después de mucho tiempo de malestar, de mucho tiempo de que nadie les haya hecho caso. Sienten y sufren una serie de síntomas, como la disnea, la fatiga o la niebla mental, que sabemos que configuran claramente el diagnóstico de la covid persistente.

Doctor Soriano ¿cuáles son los mecanismos de acción patológica de este virus, subyacente en nuestro organismo?

Para empezar, nos enfrentamos al SARS-CoV-2, un virus infeccioso malo y un mal virus. Hasta hace poco, hablábamos de su acción perversa a través de mecanismos inflamatorios (cascada de liberación de citocinas, sobre todo IL-6 y IL-1), de autoinmunidad y de coagulación sanguínea, que producía trombosis.

Pero ahora hemos añadido otros cuatro mecanismos patogénicos, de momento, que explican mucho mejor la covid persistente:

La toxicidad viral directa, con su persistencia, incluso a largo plazo; la disfunción en el sistema nervioso autónomo; el trastorno endocrino-metabólico, sobre todo en el hígado y el páncreas; y la mala adaptación del receptor ACE-2 ante el ataque viral.

Esta enzima conversora de la angiotensina, además de ayudar a regular la hipertensión, es el receptor que utiliza el virus para entrar en las células humanas, de forma especial en las células epiteliales de los alvéolos pulmonares y de los endotelios (vasos sanguíneos y endocardio).

Recientemente, en el año 2023, se publicaba en la revista Cell que la covid persistente se conjuga con una reducción grave de los niveles de serotonina circulante. Su decaimiento se impulsa por medio del interferón (IFN) tras la llegada del ARN viral.

Los IFN, proteínas generadas por las células expuestas al virus, reducen la serotonina a través de la disminución de la captación del triptófano (aminoácido esencial en la nutrición humana) y de la hipercoagulabilidad.

La deficiencia de serotonina periférica afecta a la cognición mediante la señalización reducida del nervio vago, conexión del tronco cerebral con casi todos los órganos corporales.

Probablemente, todos estos mecanismos actúan simbióticamente y se dan en el mismo paciente en diferentes ventanas de su enfermedad, por lo que el tratamiento de esta nueva enfermedad será aún más complejo.

En el sentido de los mecanismos, destaca un estudio publicado en Lancet Infect este mismo abril de 2024.

El ARN del virus SARS-CoV-2 se encontró en diez tejidos sólidos diferentes del organismo: hígado, riñón, estómago, intestino, cerebro, vasos sanguíneos, pulmón,mama, piel y tiroides. Y el ARN subgenómico en 26 muestras de las 61 analizadas (43 %).

Se comprobó, también, que el virus se puede acantonar hasta cinco veces más en los tejidos de los pacientes de la covid persistente, sobre todo en las personas que registran una mayor carga viral.

¿Y a qué obedece exactamente el síntoma de la fatiga?

La fatiga es algo muy común que le puede suceder a todo individuo que excede su capacidad física, al igual que le ocurre a una persona sana que padece disnea momentánea, falta de aire, al practicar un ejercicio extremo.

En los pacientes de la covid persistente se observa fatiga a mínimos esfuerzos y las causas pueden ser múltiples.

Al igual que observamos en otros síndromes posvirales (Hepatitis C, Zica, Chikungunya, etc.), sabemos que tanto la fatiga general como la fatiga mental, niebla mental, ocurren con frecuencia en muchos pacientes de la covid persistente.

La causa más probable apunta al deterioro mitocondrial, orgánulos celulares eucariotas que suministran la mayor parte de la energía que necesitan las células del sistema respiratorio, más aún en el diafragma, y de otros sistemas músculo esqueléticos.

Doctora Rodríguez, ¿qué fármacos tienen a su disposición médic@s para tratar la covid persistente?

Debemos tener muy claro que a día de hoy no disponemos de medicamento alguno que haya demostrado evidencia curativa. Eso sí, tenemos distintos fármacos que están en fases de investigación y desarrollo con dicho objetivo.

Todos los tratamientos potenciales empiezan por los medicamentos antivirales, luego les podrán seguir los anticuerpos monoclonales, la ivermectina o los antiinflamatorios no AINEs, por ejemplo.

Pero también recetamos tratamientos destinados a sustituir déficits nutricionales (vitaminas D y B12 y ácido graso Omega-3).

Además, diferentes tratamientos en función del síntoma actuante, como fatiga, neurocognitivo, tos, dolor, olfativo, trastornos del sueño, sarcopenia o afectación pulmonar, entre una larga lista de síntomas.

Tampoco nos olvidamos de las terapias no farmacológicas, como fisioterapia y la rehabilitación física, psicológica y ocupacional.

En ocasiones, podemos ofrecer algún medicamento fuera de ficha técnica cuando las investigaciones así lo indican, pero no es una práctica habitual que esté reconocida.

La metformina, muy eficaz, muy segura y muy barata, medicamento de referencia en pacientes con diabetes tipo 2, se ha posicionado con fuerza en la lucha contra la covid persistente.

En un estudio publicado en la revista The Lancet en 2023 los investigadores comprobaron un reducción de hasta un 40 % de casos en la incidencia de la covid persistente. La toma de metformina debía iniciarse tres días después del comienzo de los síntomas.

En resumen, contamos con distintos tratamientos que nos ayudan a controlar los síntomas y tenemos la obligación de intentar mejorar los síntomas de l@s pacientes de la covid persistente, es decir, su calidad de vida.

Doctor Soriano, ¿las vacunas contra la covid siguen siendo igual o más efectivas que durante la pandemia?

Las vacunas desarrolladas para frenar la pandemia de la COVID-19, sí, a pesar de las campañas de desinformación y bulos de un buen número de negacionistas y antivacunas.

Si algo sabemos con certeza es que los ingenier@s, arquitect@s y vacunólog@s salvan vidas por millones: unos y unas, ejemplarmente, garantizando la higiene personal y la salubridad de las aguas, y otros u otras investigando medicamentos que nos inmunicen ante los microorganismos infecciosos.

Es el caso de las vacunas anticovid, que han ido evolucionando durante los últimos cuatro años y medio de vorágine pandémica y pospandémica del SARS-CoV-2; por cierto, un coronavirus que se replica muy mal, generando variantes, como la ómicron, más persistentes, pero menos dañinas.

El virus de la COVID-19 suele perdurar en el individuo infectado entre dos semanas y un mes. El organismo de una persona sana es capaz de eliminar el virus de su cuerpo. En cambio, las personas inmunodeprimidas por diferentes síndromes o alteraciones orgánicas no lo consiguen.

Nuestro cuerpo selecciona de manera automática aquellas variantes que pueden permanecer durante más tiempo, que a veces son las más dañinas o las que producen más infección, ser más transmisibles.

De ahí la radical importancia de las vacunas innovadoras, que nos inmunizan frente a todas las variantes del SARS-CoV-2, desde la alfa hasta la gamma o la actual ómicron que predomina en 2024.

Son variantes de la COVID-19 que no existían en el año 2020; de hecho, el coronavirus de tipo 2 causante del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2), que se identificó en Wuhan (China), ya no está activo en la naturaleza, se ha eliminado.

Afortunadamente, y gracias a la ciencia que brilla en la oscuridad, disponemos de la tecnología ARN mensajero, que es muy sencilla y rápida en adaptarse a las nuevas variantes de este coronavirus u otros futuros.

Con ARN mensajero tenemos los preparados de Pfizer y Moderna; y Janssen Biotech con vacuna de vector no replicante (versión modificada e inofensiva de un virus diferente como vector transmisor de la información genética del SARS-CoV-2 a las células humanas).

Doctora Rodríguez, ¿qué consejo les ofrece a l@s pacientes que todavía tienen dudas sobre la efectividad de las vacunas?

El mejor consejo que les puedo dar es que hablen o planteen las dudas a sus médic@s o profesionales de la salud pertinentes, quienes conocen sus circunstancias vitales, incluido su historial clínico.

De forma genérica debemos decir que las vacunas nos ayudan a luchar contra la mayoría de las enfermedades para las cuales están descritas: viruela, poliomielitis, difteria, haemophilus influenzae, sarampión, paperas, tosferina, rubeola, tétanos, gripe, etcétera.

Las vacunas tienen efectos secundarios, pero su principal misión es beneficiar a la inmensísima mayoría de la población mundial, sobre todo a las personas más vulnerables, como niños, niñas y ancianos. Al igual que sucede en la covid persistente.

¿Como cuáles, en este caso?

Se han publicado distintos estudios que indican que las poblaciones que están correctamente vacunadas demuestran un menor porcentaje de desarrollo de la covid persistente.

Otras investigaciones han destacado que si bien determinados pacientes pueden empeorar temporalmente con la vacuna anticovid, la mayor parte de ellos mejorarán sus síntomas de covid persistente a largo plazo.

Subrayo aquella frase que dice que toda buena crisis realmente ofrece una nueva oportunidad para avanzar, algo que resulta especialmente interesante en la covid persistente. Nunca es tarde para aprender y tenemos que aprender cada día.

Por eso aporto cuatro palabras que creo son verdaderamente importantes en medicina: desafío, escuchar, conocer y reconocer a los pacientes, sientan o padezcan la enfermedad que sea, como la covid persistente. 

Foto de familia de la conferencia: Fernando Bandrés, director del Centro de Estudios Gregorio Marañón; Dra. Pilar Rodríguez Ledo; Antonio García, presidente del IFTH; Dr. Joan B. Soriano Ortiz; y Christopher de Andrés, del Instituto Fundación Teófilo Hernando.

Doctor Joan Soriano, ¿habrá otra catástrofe pandémica infecciosa, más allá del tabaquismo de todos los días?

Si se refiere a un virus, es posible. Los expertos en enfermedades infecciosas, los microbiólogos y los epidemiólogos aseguran que una nueva pandemia puede surgir de la propia naturaleza o de un laboratorio.

Algunos expertos señalan al virus de la gripe, quizá de gripe aviar portada por las aves o los murciélagos.

En cualquier caso, las lecciones de la pandemia de la COVID-19 sitúa el foco en los mecanismos de alerta nacionales e internacionales que hagan saltar las alarmas.

Esperemos estar preparados para atajarla antes y disponer de un sistema de gobernanza internacional que de una respuesta aún más efectiva.

¿Hasta qué punto el cambio climático afectará a esa posible crisis?

Puedo responder con un «no lo sé», pero como todo está relacionado al vivir en un planeta único, sin capacidad de escapar a cualquier otro del Universo, la OMS ha planificado una estrategia denominada One Health.

Nos mandata a proteger la salud de las personas, los animales y todo el medio ambiente con sus seres vivos, los ecosistemas. Si uno falla, fallan los otros porque todos vivimos juntos y no disponemos de un plan B.

Quizá, usted, Bill Gates, Elon Musk o cualquier otro potentado podrán permitirse viajar a Marte o más allá de las estrellas en una nave espacial, pero el resto de mortales tendremos que seguir viviendo, como sea, en la Tierra.

Como diría el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, no hace falta subir al cielo para escuchar el SOS de los pacientes de covid persistente. Basta con prestar atención a sus reiteradas palabras, altas y claras, que sólo piden reconocimiento, investigación y guías para curar su enfermedad.

La entrada Covid persistente: preguntas y respuestas pospandémicas se publicó primero en EFE Salud.

Seguir leyendo

Ciencia y Salud

El sector de las terapias digitales pide una ley que permita su desarrollo en la sanidad

Publicado

el

Por

En opinión del cardiólogo del Hospital La Paz de Madrid y coordinador científico del Consorcio de Terapias Digitales DTx, Carlos Escobar, España cuenta con una disposición muy buena para el desarrollo e implementación de terapias digitales, “puesto que tenemos la estructura digital ya montada en los hospitales y hay un montón de empresas tecnológicas de mucha calidad”.

Por ello, ha insistido, en una entrevista con la Agencia EFE, que a dicha estructura solo le faltaría una legislación y ha lamentado que las empresas tecnológicas en este campo desarrollan programas pilotos para un determinado hospital, “y a partir de ahí no se sabe cómo seguir, porque no hay una guía que nos diga cómo seguir”.

Terapias digitales, objetivo

El objetivo es que una terapia digital sirva como apoyo del personal sanitario, sin sustituir a éste, y que se pueda pautar igual que un tratamiento farmacológico con un “respaldo regulatorio detrás”.

Las terapias digitales tienen como base un ‘software’ de salud que busca tratar o aliviar una enfermedad de forma individualizada y de manera cómoda para el paciente, ya que se pueden aplicar mediante dispositivos móviles.

El doctor ha alabado el nivel tecnológico de la sanidad española, pese a que se tiene la percepción de que estamos por debajo de otros países de nuestro entorno, “la realidad es que somos de los más punteros del mundo”.

En este sentido, ha recordado que más del 90 % del uso de historiales clínicos es electrónico, junto con la implantación de los modelos únicos de prescripción a través del cual el médico de una comunidad autónoma receta un medicamento y se puede suministrar en la farmacia de otra.

Diferentes empresas del sector farmacéutico, tecnológico o de telecomunicaciones forman parte del Consorcio de Terapias Digitales Dtx -que él mismo coordina y que han colaborado con EFE en la difusión de este contenido- para mejorar y facilitar el desarrollo e implementación de las terapias digitales en España.

Revisión de la legislación de los países del entorno

El cardiólogo ha explicado que están revisando la legislación de los países del entorno, con el fin de aplicarla en España, al mismo tiempo que han desarrollado y está presentando a administraciones públicas un libro blanco sobre cómo regular estas terapias.

Además, están realizando una labor de concienciación sobre las ventajas a pacientes y profesionales, como, por ejemplo, revisar los datos de adherencia a los tratamientos de enfermedades crónicas, que ha cifrado en apenas el 50 %, y que podrían mejorar con un ‘software’ que identifica si los pacientes siguen correctamente su medicación o están en riesgo de perder la adherencia y necesitan algún tipo de recordatorio o ayuda adicional.

Por último, el doctor Carlos Escobar ha destacado que la inteligencia artificial (IA) puede contribuir a realizar pruebas médicas con mayor exactitud y velocidad y ha querido dejar claro que esta tecnología no sustituye a los doctores: “No va a quitar puestos de trabajo, todo lo contrario. Lo que va a hacer es que seamos mejores profesionales sanitarios”.

Imagen cedida por la Plataforma CH2025

La entrada El sector de las terapias digitales pide una ley que permita su desarrollo en la sanidad se publicó primero en EFE Salud.

Seguir leyendo

Ciencia y Salud

Cáncer de mama postparto, hasta diez años después de la última maternidad

Publicado

el

Por

Los investigadores estiman que unas 5.000 mujeres en España son diagnosticadas al año de cáncer de mama postparto, un tumor que diferencian del cáncer de mama gestacional, el diagnosticado durante el embarazo o hasta un año después del parto, coincidiendo con el periodo de lactancia.

Aunque se establece esta distinción en base al momento de aparición del tumor, “desde el punto de vista biológico es una continuidad en la que la gestación y la lactancia pueden ser un factor determinante en la aparición del cáncer de mama para algunas mujeres”, explica a EFEsalud el doctor Juan de la Haba, miembro de GEICAM y director de la Unidad de Mama e Investigación Clínica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.

Y precisa: no todo cáncer de mama que aparece en la mujer en el periodo de diez años tras la última maternidad es un cáncer de mama postparto ya que este tumor tiene unas características moleculares propias.

Así es el cáncer de mama postparto

Dentro de los tres grandes subtipos de cáncer de mama (luminal, HER2 y triple negativo), los tumores de mama postparto responden con más frecuencia al triple negativo.

“De todos los cánceres de mama, el triple negativo tiene una frecuencia en torno al 20-25 % en la población general”, explica el oncólogo, un porcentaje que sube hasta el 40 % en los tumores de mama tanto gestacional como postparto.

Se trata de un tumor triple negativo en el que hay una alta incidencia de expresión de genes vinculados a la proliferación celular, lo que les convierte en tumores con un rápido crecimiento, “con un índice de proliferación alto” y, además, “tienen alterados los sistemas de reparación del ADN”.

“Entonces, si en estos tumores está alterado el sistema de reparación del ADN y se acumula daño genético, el embarazo lo que supone realmente es un impulso al crecimiento del tumor”, precisa.

Y estas características convierten al cáncer de mama postparto en un tumor “más agresivo y con mayor potencial metastásico” cuyo abordaje es igual que el de los cánceres de mama que no están vinculados al proceso gestacional y que, en el caso del triple negativo, se tratan con quimioterapia y también con inmunoterapia.

¿Es posible tener otro hijo después de este cáncer?

Esta es una de las preguntas para las que la ciencia todavía no tiene respuesta. La evidencia refleja que una mujer que ha tenido un cáncer de mama no pone en riesgo su vida al tener un hijo, “pero no analiza de forma estrecha a aquella mujer que ha tenido un cáncer de mama postparto y que decide tener un segundo hijo”, apunta el médico Juan de la Haba.

“Si consideramos -indica- que el embarazo fue desencadenante de su cáncer de mama”, se trata de una línea de investigación para conocer hasta qué punto un nuevo embarazo es un factor de riesgo y que tiene importancia en un contexto en el que “el cáncer de mama está aumentando en la mujer joven”.

Pero también el retraso de la maternidad más allá de los 35 años puede ser un factor de riesgo para el cáncer de mama.

“Habría que replantearse si realmente los factores protectores a edades más jóvenes, como la lactancia, pasan a ser factores promotores” de tumores en mujeres más mayores.

Según el oncólogo, “hay también mucha investigación pero no termina de concluir que una lactancia tardía o una involución mamaria que sea abrupta como consecuencia de una lactancia o incluso el embarazo a edades tardías, sean factores de predisposición para la aparición de cáncer de mama y, en concreto, del cáncer de mama postparto”.

Más de diez años investigando cáncer de mama y embarazo

En 2013, GEICAM arrancó el estudio EMBARCAM al comparar a mujeres con cáncer de mama gestacional con otras del mismo rango de edad con cáncer de mama no vinculado al embarazo para así determinar las diferencias moleculares.

Posteriormente, otra línea de investigación recabó datos epidemiológicos de más de 600 mujeres en las que el cáncer de mama estaba asociado al embarazo, al postparto o tras someterse a técnicas de reproducción asistida.

Una nueva vía de investigación, desarrollada bajo el paraguas de GEICAM, y realizada en el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), con financiación del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), trata de estudiar más de 700 genes para identificar alteraciones moleculares diferenciadas que predispongan al cáncer de mama postparto.

En este estudio participan unas 50 mujeres y se están comparando muestras de tejido sano con otras de tejido tumoral para distinguir alteraciones genéticas que denoten esa predisposición en la mujer sana.

Estudio de la leche materna

También se intentan buscar esas alteraciones genéticas en la leche materna gracias a las donaciones de, hasta ahora, más de 600 mujeres que formarán parte de un biobanco para utilizar en las investigaciones. Es el denominado Proyecto Hera que necesita recabar la leche de al menos 2.000 mujeres.

Se trata de un proceso de recogida no exento de complejidad, tanto para la mujer que necesita dispositivos de extracción bilaterales y simultáneos, como en relación a los procesos adecuados de preservación.

“Si llegamos a la conclusión de que en la leche materna puede haber algo que nos ayude a identificar el riesgo de tener un cáncer de mama postparto, el siguiente estudio se hará a nivel nacional, en el contexto de GEICAM, porque ya habremos simplificado mucho todos los procedimientos”, concluye el oncólogo Juan de la Haba.

La entrada Cáncer de mama postparto, hasta diez años después de la última maternidad se publicó primero en EFE Salud.

Seguir leyendo

Ciencia y Salud

¿Estamos ante un nuevo modelo de amistad entre los jóvenes?

Publicado

el

Por

En este estudio de carácter cualitativo sobre la amistad participaron 40 jóvenes españolas y españoles, entre 15 y 29 años. El método consistió en grupos de discusión, grupos triangulares y el análisis de diarios personales.

“Esperamos que este informe brinde una visión valiosa de las complejas y diversas formas en que los jóvenes españoles experimentan la amistad en la actualidad. Estamos convencidos de que comprender estos aspectos es fundamental para poder acompañar a los jóvenes en su desarrollo personal y social”, explica Beatriz Martín Padura, directora general de Fad Juventud.

Entre las principales conclusiones, se dedujo que las amistades funcionan como espejos, reflejando y validando su propia personalidad, lo que les ayuda a consolidar su identidad y sentido de la pertenencia en un mundo a menudo percibido como fragmentado y volátil.

Los jóvenes reconocen las amistades como un referente esencial fuera de la familia que hasta la adolescencia constituye prácticamente el centro de su vida.

Para muchos y muchas jóvenes, las amistades se convierten en una “familia elegida“, una muestra de que la línea entre las relaciones familiares y de amistad se está desdibujando. Este fenómeno pone de manifiesto que los jóvenes valoran y priorizan las relaciones basadas en la confianza y el respeto.

De izquierda a derecha: Ignacio Mejías, investigador y autor del estudio; Anna Sanmartín, directora del Centro Reina Sofía de Fad Juventud; Beatriz Martín Padura, directora general de Fad Juventud; Mayte Ortiz, directora General de la Fundación SM y Ariana Pérez Coutado, directora del Centro Reina Sofía de Fad Juventud. / Imagen de Fad Juventud

¿Por qué la amistad es un pilar central en la adolescencia?

Uno de los principales beneficios de la amistad entre los jóvenes es que les proporciona la sensación de ser valorados. Gracias a este espacio encuentran un lugar donde se sienten escuchados, respetados y consecuentemente seguros. Otra cosa que valoraron los sujetos del estudio es que las amistades les impulsan a ser mejores personas.

Gracias a estos valores, los vínculos funcionan como una malla de seguridad que genera sensaciones fundamentales para el desarrollo social y personal como la integración, la empatía, la lealtad, la confianza o el respeto.

Amistad: elemento clave en el desarrollo emocional y personal

La amistad no solo proporciona un sentido de compañía y pertenencia a los jóvenes, sino que también es fundamental para el desarrollo emocional y personal. De hecho, muchos jóvenes valoran sus amistades como una fuente de apoyo incondicional y comprensión mutua.

Además, valoran la confianza, sinceridad y reciprocidad como claves para las relaciones duraderas. Estos principios no solo son vitales para fomentar conexiones profundas y significativas, sino que también actúan como cimientos de amistades que resisten tanto retos personales como tecnológicos.

El papel de la tecnología en la amistad entre jóvenes

El informe destaca la resiliencia que se vio durante la pandemia COVID-19 que puso a prueba la supervivencia de estas relaciones. En momentos de interacción limitada, las TRICO (Tecnologías de la Relación, la Información, la Comunicación y el Ocio) fueron esenciales para mantener y fortalecer las amistades.

Lejos del estereotipo que asocia lo digital con el aislamiento, las redes sociales pueden favorecer que los adolescentes desarrollen lazos de amistad. Sin embargo, no todos logran crear esa red de seguridad, pues también hay riesgos de desequilibrios personales que pueden influir en sus rutinas y hábitos.

Más aún, a través de redes sociales y comunicaciones digitales han aprendido tanto a empatizar con el otro, como a apreciar la soledad sin sentirse solos, un equilibrio esencial para el autocuidado personal.

A su vez, las TRICO también presentan retos como:

La gestión y presión del tiempo de respuesta

Ansiedad por sobresaturación de información

La fatiga digital: la sensación de saturación y sobreexposición

La comunicación emocional efectiva

Ante estos desafíos, el informe aclara que los jóvenes han aprendido a establecer límites además de buscar períodos de desconexión voluntaria fuera de la esfera digital. Otra gran herramienta que han desarrollado los nativos digitales es la comunicación emocional efectiva a través de los emojis, stickers y memes que añaden esa dimensión emocional a las conversaciones como una forma de lenguaje no verbal escrito.

En contra del estereotipo, lejos de promover el aislamiento, las redes sociales se revelan como espacios vitales donde se expresan y comparten preocupaciones cultivando sus amistades. EFE/Enric Fontcuberta

Discursos de género en la amistad

El estudio también explora cómo se manifiestan los discursos de género en las amistades. Este revela que los estereotipos tradicionales aún influyen en cómo los jóvenes experimentan y gestionan sus relaciones:

Expectativas de comunicación y apoyo emocional: tradicionalmente, se espera que las mujeres proporcionen apoyo emocional mientras que de los hombres se espera acción. Sin embargo, los jóvenes están desafiando estas normas sociales buscando equilibrio y profundidad en sus interacciones, independientemente del género.

Actividades y formas de relacionarse: mientras que los hombres tienden a actividades grupales y comunicación basada en el humor, las mujeres priorizan el contacto emocional y físico en sus amistades. No obstante, hay una tendencia creciente entre los jóvenes de ambos géneros a fusionar estas conductas.

Deconstrucción de los roles de género: gran parte de los jóvenes están abogando por una mayor apertura emocional y comunicativa, especialmente entre los hombres, y buscan relaciones que trasciendan los prejuicios y expectativas tradicionales.

En definitiva, estas tendencias indican un cambio progresivo hacia relaciones más inclusivas y equitativas, donde los roles de género están siendo revisados y reformulados para reflejar una sociedad más consciente y adaptada a las realidades de la juventud actual.

Cuando la amistad se acaba: la pérdida y la educación sentimental

A lo largo de las conversaciones sobre la pérdida entre los expertos y los jóvenes participantes del estudio, resulta evidente que para muchas personas genera experiencias traumáticas.

“Son conscientes de que deben aprender a manejar expectativas y equilibrar diferentes tipos de amistades, desde las más superficiales hasta las más profundas, aceptando que muchas relaciones de
amistad pueden llegar a terminar. Es aquí donde hallamos un resultado relevante. Los testimonios
que oscilan entre la resignación y la amargura no ocultan algo que parece evidente: no se educa
para la pérdida de la amistad ni para afrontar el duelo correspondiente”, señala Mayte Ortiz, directora general de la Fundación SM.

Desde un discurso general, se percibe una tendencia a transformar la resignación (la amistad se termina) en aprendizaje, por la vía de blindarse rebajando las expectativas.

Aun así, la investigación observa que no se neutralizan o manejan adecuadamente algunas emociones y sentimientos, como la posible sensación de culpabilidad por no haber sabido conservar algo que teóricamente era ideal.

Estos testimonios evidencian que socialmente no se educa para la pérdida de la amistad ni para afrontar el duelo correspondiente. Ante esta circunstancia, Fad Juventud recalca la urgencia de mejorar la educación sentimental asociada a las relaciones de amistad entre jóvenes.

La entrada ¿Estamos ante un nuevo modelo de amistad entre los jóvenes? se publicó primero en EFE Salud.

Seguir leyendo

destacadas