Connect with us

Europa

Un 8M a la espera de la primera ley europea de violencia de género

Publicado

el

Madrid (EuroEFE).- El feminismo europeo tiene algo que celebrar este 8M: el acuerdo para aprobar una ley comunitaria de violencia de género. Para las eurodiputadas españolas que la negociaron, se trata sin embargo de un logro agridulce, dadas las «escalofriantes» actitudes que impiden clasificar esa lacra como eurodelito o tipificar la violación basándose en el consentimiento.

La primera directiva europea sobre violencia de género, consensuada hace un mes por el Consejo y el Parlamento Europeo, está apenas pendiente del voto en el pleno de la Eurocámara -probablemente a finales de abril- y del visto bueno formal de los Estados miembros para hacerse realidad.

Sus promotoras confían en que pueda salir adelante antes de las elecciones europeas de junio; de lo contrario, la negociación tendría que comenzar de cero y habría que convencer a las fuerzas de extrema derecha que, a juzgar por los sondeos, tendrán más poder en la próxima legislatura.

«Tengo la absoluta convicción de que si no la hubiéramos sacado y si no la votáramos en abril (…), la composición del Parlamento Europeo para la siguiente legislatura hubiera hecho imposible tener la primera directiva en nuestros 70 años de lucha (contra la violencia machista)», dijo Soraya Rodríguez, eurodiputada por Ciudadanos y del grupo Renew.

Con motivo del 8M, Rodríguez reflexionó sobre ese nuevo reglamento en un encuentro con periodistas en Madrid junto a otras tres eurodiputadas españolas que han contribuido a impulsarlo: Rosa Estaràs, del PP; María Eugenia Rodríguez Palop, de Unidas Podemos y Sumar; y Lina Gálvez, del PSOE.

Todas ellas forman parte de la comisión de Derechos de las Mujeres e Igualdad de Género (FEMM) del Parlamento Europeo y han estado, por tanto, implicadas en el impulso a una normativa que amplía la lista de agravantes en los delitos de violencia contra las mujeres.

La futura ley también armoniza tipos penales para crímenes como la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado y varios tipos de violencia de género en línea, como la publicación de material íntimo sin consentimiento de la víctima.

«Va a ser la primera ley internacional que regula delitos de ciberviolencia», recalcó Rodríguez, que recordó que las autoridades de los Veintisiete estarán también obligadas a mejorar los sistemas de denuncias y de recogida de pruebas de violencia machista.

Un obstáculo inesperado

La eurodiputada española Soraya Rodríguez, de Ciudadanos y el grupo Renew, este lunes durante una mesa redonda con otras eurodiputadas españolas sobre los derechos de las mujeres en la Unión Europea (UE), en la Fundación Francisco Giner de los Ríos (Madrid). EFE/Oficina del Parlamento Europeo en España (Cedida)

Las eurodiputadas sabían que se toparían con baches en la negociación de la directiva, que partió de una propuesta de la Comisión Europea; y eran conscientes, por ejemplo, de que la Hungría de Viktor Orbán tendría reticencias.

Pero no fue ese país el que hizo naufragar una iniciativa que, para el Parlamento Europeo, era fundamental: penalizar en todos los países la violación sobre la base de la falta de consentimiento, como sucede ya en España a raíz de la ley del ‘solo sí es sí’.

«Francia estaba en contra, (el presidente francés, Emmanuel) Macron. Y también estaba en contra el canciller alemán, (Olaf Scholz). Si estos países hubieran estado a favor, la directiva habría salido» con la tipificación penal de la violación incluida, explicó Estaràs, la eurodiputada del PP.

Eso fue una «sorpresa» para las negociadoras, según Rodríguez: Francia es conocida por apostar por «la igualdad de género» y acaba de incluir el derecho al aborto en su Constitución; mientras que Alemania está liderada por Scholz, que es socialista.

Sin embargo, ambos países insistieron en que «no había base jurídica suficiente», pues el artículo 83 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea permite a las instituciones europeas legislar sobre crímenes de especial gravedad, pero no incluye entre ellos la violencia de género.

Consciente de ello, la Eurocámara construyó su propuesta de reforma sobre la base de otros crímenes que sí están clasificados como eurodelitos, y sobre la definición de violación que aparece en el Convenio de Estambul contra la violencia de género, que dice que «lo importante es la voluntad, es el consentimiento», recordó Rodríguez.

Once países, entre ellos España, consideraron esa base jurídica adecuada, pero «no hubo manera» de superar la oposición francoalemana, lamentó la eurodiputada.

Obligación de prevenir la violación

No obstante, las negociadoras sí lograron «que por primera vez haya una definición común de violación a nivel europeo«, matizó Rodríguez.

Un nuevo artículo, el 36b, establece que los Estados miembros están obligados a «hacer campañas anuales de prevención de los delitos de violación», definida según el Convenio de Estambul, por lo que «todo acto sexual no consentido será considerado delito».

«Esto tiene importancia –aseguró- porque sólo 14 Estados miembros han modificado sus códigos penales para adaptarlos a la definición del Convenio de Estambul», y otros cinco ni siquiera han firmado este tratado, pero aún así, deberán actuar para prevenir la violación.

La directiva incluye además una cláusula por la que los delitos que quedan bajo el paraguas de la misma se revisarán dentro de cinco años, con lo que las eurodiputadas confían en que para entonces pueda añadirse la violación.

Lo que ven más improbable, al menos a corto plazo, es lograr que la violencia de género se considere un eurodelito, algo que intentaron durante la negociación de la ley y que resultó «frustrante», en palabras de Palop, de Unidas Podemos.

La UE calcula que el 22 % de las mujeres en los Estados miembros ha sufrido violencia física o sexual por parte de sus parejas, y que el 43 % ha padecido violencia psicológica, aunque esos datos no se han actualizado desde 2014 y no reflejan toda la realidad, ya que la mayoría de los casos no se denuncian.

Se estima que 50 mujeres a la semana son asesinadas por el machismo en la UE, según la agencia comunitaria de derechos fundamentales y el Lobby de Mujeres europeo.

«Si estuviéramos hablando de ciudadanos de cualquier otro sector, la Unión Europea (…) hace años que hubiera comenzado a buscar legislaciones comunes para proteger a este número de ciudadanos», opinó Rodríguez.

«Es casi tan escalofriante la actitud de los legisladores, entiéndase Consejo, Comisión y Parlamento, como el número de víctimas», añadió.

Sin embargo, aseguró que habría sido un «fracaso estrepitoso» no llegar al acuerdo que permitirá aprobar la directiva de violencia de género, para poder dar algo de apoyo a las víctimas.

«Es mucho más de lo que teníamos, y se da un paso adelante», reflexionó Estaràs.

Editado por Miriam Burgués

Más información:

La ley europea contra la trata avanza «sin oposición» hacia su aprobación en abril

La futura ley contra la trata de personas de la UE avanza con decisión hacia su probable aprobación en abril, tras registrar «cero oposición» en una reciente votación en dos comisiones de la Eurocámara.

Seguir leyendo

Europa

Faltan datos y legislación eficaz para combatir el racismo «generalizado» en la Policía, denuncia la UE

Publicado

el

Por

Viena (EuroEFE).- Las actitudes y conductas racistas están ampliamente extendidas entre los cuerpos policiales de los países de la UE, denuncia un informe que señala la falta de datos y de una legislación eficaz, o problemas en su aplicación, como los principales obstáculos para atajar el problema.

«El racismo en la Policía tiene efectos de largo alcance, pues alimenta la exclusión social y perjudica la confianza en las fuerzas policiales», señala ese trabajo, publicado esta semana por la Agencia de Derechos Fundamentales (FRA) de la UE.

La FRA, con sede en Viena, afirma que hay «indicios de discriminación racial y étnica generalizada y persistente por parte de las autoridades públicas, incluida la elaboración de perfiles raciales por parte de la policía», tal y como muestran las investigaciones hechas tanto por organismos públicos, la sociedad civil o los medios.

«Comentarios racistas, paradas más frecuentes e incluso violencia: así es como viven la Policía en Europa las personas de distintos orígenes étnicos», resume la situación la FRA.

#Racism in policing has far-reaching effects – from fuelling social exclusion to harming trust in the police.

The #EURightsAgency‘s new report outlines the issues & proposes concrete solutions to drive change
➡️ https://t.co/54sc0CMenJ pic.twitter.com/klxhSdHLKu

— EU Fundamental Rights ➡️ #HumanRights (@EURightsAgency) April 10, 2024

«Los incidentes de elaboración de perfiles étnicos y uso excesivo de la fuerza son expresiones de racismo en el ámbito policial que los países de la UE deben abordar», señala al respecto Sirpa Rautio, directora de la FRA.

Pocos casos registrados y menos investigaciones

Sin embargo, señala este organismo de la UE en su informe titulado ‘Abordando el racismo en la Policía’, el número de casos registrados oficialmente es muy bajo, lo que «hace imposible evaluar la naturaleza y prevalencia del problema».

Así, entre los años 2020 y 2021, los últimos de los que aparecen datos en el informe, se produjeron 495 denuncias o investigaciones en los trece países, de los veintisiete de la UE, que facilitaron datos.

El 70 % de esos casos provienen de Alemania y Países Bajos, dos de los tres únicos países que publican datos de forma regular.

De hecho la FRA destaca que pocos Estados miembros registran incidentes de presunto racismo en la Policía como categoría específica o tienen datos oficiales sobre incidentes racistas y discriminación en los que estuviera implicada.

En los datos oficiales llama la atención el aún menor número de investigaciones iniciadas o de agentes sancionados por estos episodios.

La FRA advierte de que estas cifras tan bajas no significa que no haya racismo en las policías de los países de la UE, sino que la mayoría de casos quedan sin denunciar, bien porque las víctimas no saben dónde hacerlo o no creen que vaya a servir de algo, o porque en los cuerpos de seguridad no hay medios o voluntad para registrarlos.

Respecto a la legislación, la FRA señala que aunque los 27 miembros de la UE incluyen en sus constituciones la prohibición de discriminación por motivos de raza o etnia, en sólo nueve la legislación policial se refiere específicamente a ello.

Perfiles raciales

La FRA se refiere a la elaboración de perfiles raciales (racial profiling), es decir, la categorización de personas en función de su raza, y recuerda que estudios anteriores muestran que los negros, asiáticos y gitanos que viven en la UE tienen más probabilidades de ser parados y cacheados por la policía que la población general.

El informe indica que sólo tres países contemplan sanciones agravadas cuando los funcionarios públicos discriminan y sólo Finlandia y Alemania se refieren en sus normas específicamente al problema de los perfiles raciales.

Ante este escenario, la FRA recomienda a los países de la UE que refuercen la prohibición de discriminación racial en sus legislaciones y mejoren la recolección de datos sobre abusos.

Además, pide que los Estados tomen medidas para que los cuerpos policiales sean más diversos, tanto mediante cursos de formación como con campañas de reclutamiento que animen a ciudadanos de minorías étnicas o de origen inmigrante a solicitar entrar en la Policía.

Editado por Miriam Burgués

Más información:

La agencia de derechos fundamentales de la UE pide más datos sobre la discriminación racial

La agencia de derechos fundamentales de la Unión Europea (FRA) reclamó que los países miembros recopilen más datos sobre discriminación racial para poder construir una imagen realista de la situación y facilitar que los legisladores tomen medidas adecuadas.

Seguir leyendo

Europa

Las especies invasoras amenazan la provisión de servicios que prestan los ecosistemas de Europa

Publicado

el

Por

Madrid (EuroEFE).- Mapache, avispa asiática, rana toro, visón americano, jacinto de agua, camalote o hierba de la Pampa; las especies invasoras amenazan la provisión de los servicios más importantes que prestan los ecosistemas de toda Europa y pueden además afectar gravemente a la salud humana.

Un equipo internacional de científicos ha evaluado esos riesgos y toda la información reciente sobre la presencia de estas especies y los modelos estadísticos que predicen su expansión y han analizado el impacto que tendrán en siete servicios básicos que prestan: el mantenimiento del hábitat, la retención de nitrógeno, la retención del suelo, el control de inundaciones, la provisión de cultivos y de madera y el turismo al aire libre.

En el trabajo, liderado por científicos del Instituto Pirenaico de Ecología y de la Estación Biológica de Doñana -ambos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas- han participado otros siete centros y universidades de cinco países, y las conclusiones se publican en Nature Communications.

Se trata del primer análisis espacial exhaustivo sobre la exposición de los hábitats europeos a la invasión de especies, según los investigadores, que han identificado las regiones «críticas» para la conservación de los servicios vitales para el medio ambiente, la salud y el bienestar de la sociedad.

Los científicos se han centrado en evaluar los riesgos actuales y potenciales de 94 especies invasoras: 32 plantas terrestres, 29 animales terrestres, 20 animales de agua dulce y 13 plantas de agua dulce; todos están ya incluidos en la Lista Europea de Especies Invasoras preocupantes para la Unión y en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras.

Los investigadores han subrayado en su publicación que la regulación europea exige a los países miembros de la UE que desarrollen planes de gestión adecuados al nivel de invasión y de vulnerabilidad de cada uno de los estados.

Entre las especies invasoras estudiadas y que se localizan en España están la avispa asiática, la rana toro, el jacinto de agua, el visón americano, la polilla del boj o la hierba de la Pampa, y en el centro de Europa animales como el coipu, el mapache o el coatí afectan a la producción de alimentos y ofrecen un reservorio de enfermedades que afectan a la salud humana.

Un mensaje positivo: el problema es todavía manejable

Belinda Gallardo, científica del Instituto Pirenaico de Ecología (IPE-CSIC) e investigadora principal del estudio, ha precisado que en el norte de Europa y en la península escandinava acusan más el deterioro de los hábitat; en el centro de Europa la retención de nitrógeno, la contaminación de los ríos o la provisión de madera, y en la Península Ibérica el servicio que los ecosistemas prestan como lugares para el disfrute de la naturaleza o para la provisión de alimentos.

Si te interesa el tema, aquí tienes un pequeño video explicativo en español pic.twitter.com/27j2AGvtri

— Belinda Gallardo (@BelinGallardo) April 11, 2024

En declaraciones a EFE, la investigadora ha insistido sin embargo en lanzar un mensaje positivo y en que se trata de un problema grave pero no inabordable, y ha precisado que en el mundo existen unas 37.000 especies «no nativas» que viven fuera de sus lugares originales pero sólo unas 3.000 de ellas generan daños importantes y éstas se concentran además en su mayoría en zonas que están ya muy degradadas.

Pero el impacto de las especies invasoras en las zonas de mayor valor ecológico es aún «muy limitado», ya que afectan «solo» a entre el 1 y el 10 por ciento de la superficie de Europa, ha manifestado Belinda Gallardo, por lo que a su juicio es todavía un problema «manejable» y que no alcanza la dimensión de otras crisis globales como el cambio climático o el cambio de usos de suelo.

Y ha subrayado que Europa tiene además uno de los marcos legislativos más avanzados del mundo en esta materia; «sólo nos falta un poco de esfuerzo y presupuesto».

La investigadora ha observado que durante las últimas décadas los esfuerzos de conservación se han centrado en la conservación de especies y de espacios «emblemáticos» -el lince, el oso, Doñana o el Mar Menor- pero ha insistido en la importancia de «abrir el foco» y de atender los servicios y las funciones que prestan todos los ecosistemas y que tienen que ver con la depuración del agua, del aire, con la retención del suelo o con la protección de la salud humana.

Una amenaza creciente si no se toman medidas

Los científicos han apuntado la mayor vulnerabilidad en servicios como la retención de nitrógeno y la provisión de cultivos, frecuentemente ubicados en áreas que sufren el impacto de actividades humanas, donde la introducción de especies invasoras es más probable.

Este es el caso de plantas acuáticas como el camalote, la cola de zorro y la lechuga de agua, las cuales forman densas colonias que afectan a la depuración y explotación del agua precisamente en las zonas agrícolas y urbanas que más lo necesitan del centro y el sur de Europa.

Si no se toman medidas, las zonas ricas en biodiversidad y servicios ecosistémicos podrían volverse aún más vulnerables a medida que las especies invasoras se expandan y lleguen otras nuevas, una tendencia que además se va a ver intensificada por el cambio climático y el aumento del comercio y el turismo global.

But also…
Ample areas of high-provisioning areas of Europe have little accessibility and climate suitability for invaders and therefore relatively safe 💚💚💚 pic.twitter.com/UmRsohWZWb

— Belinda Gallardo (@BelinGallardo) April 10, 2024

El estudio prevé un aumento promedio del 77 por ciento en las áreas susceptibles de ser afectadas por especies invasoras en toda Europa, lo que evidencia la creciente amenaza que suponen, e identifica regiones específicas que combinan un alto riesgo de invasión con una alta provisión de servicios ecosistémicos.

En esta investigación, además de los científicos del IPE y de la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC), han participado investigadores de las universidades de Córdoba y Sevilla, de la University of Fribourg (Suiza), la Universidade do Porto (Portugal), la Université Grenoble Alpes y Université Savoie Mont Blanc (Francia) y de la University of California en Irvine (Estados Unidos).

Editado por Sandra Municio

Seguir leyendo

Europa

Los Premios Europeos Bauhaus 2024 reconocen a dos proyectos españoles

Publicado

el

Por

Bruselas (EuroEFE).- Los proyectos españoles se hicieron este viernes con el galardón de los Premios Europeos Bauhaus 2024 (NEB) que reconocen las iniciativas sobresalientes que combinan sostenibilidad, belleza e inclusión, en una ceremonia celebrada en el Museo de Arte e Historia de Bruselas.

El proyecto ‘Rooftop Garden’ (Jardín en Azotea), uno de los ganadores en la categoría ‘Nuevos Campeones Europeos de la Bauhaus’, fue reconocido por promover la inclusión social de las personas con discapacidad a través de la horticultura.

Esta iniciativa, situada en Barcelona, donde ya ha «conquistado» 10 edificios, coloca huertos en azoteas y terrazas inutilizadas, que son atendidos por más de 200 personas con diversas discapacidades, siendo también ellos los encargados de recoger los productos y donar el excedente a comedores sociales y bancos de alimentos.

«El pilar del proyecto es mejorar su calidad de vida de personas con discapacidad, algo que hemos podido contrastar (…). Realizamos un estudio sobre el impacto en su índice de bienestar y detectamos incrementos de hasta casi 3 puntos, descubriendo que incluso mejoraban en su calidad de su sueño», detalló en una entrevista a EFE el responsable de este proyecto catalán, Ferrán Urgell.

Por su parte, el proyecto ‘Regenerative Agriculture Hub’ (Centro de Agricultura Regenerativa), premiado por la votación del público en la categoría ‘Estrellas Emergentes de la Nueva Bauhaus Europea’, tiene su base en Andalucía y forma a los agricultores combinando técnicas tradicionales con otras más modernas a fin de revitalizar las economías locales, según detalló el representante de la iniciativa, Francisco Jiménez, en una intervención en vídeo.

La cuarta edición de los Premios Europeos Bauhaus, celebrados en el seno del Festival de la Nueva Bauhaus Europea que tiene lugar en Bruselas del 9 al 13 de abril, escogieron a 20 ganadores de 49 finalistas -entre los que se encontraban nueve proyectos españoles- y que recibirán un total de 390.000 euros.

En una edición que destacó por el gran número de finalistas españoles -al menos uno en todas las categorías excepto en una de ellas- resaltaron iniciativas como ‘Protocolo Sostenible’ (Barcelona) o ‘Bosque de Sueños’ (Zaragoza), el cual trata de plantar 700.000 árboles en sus calles, uno por cada persona que vive en la ciudad.

«Algo tan sencillo como es plantar un árbol puede crear un sentido de pertenencia en una comunidad que va a durar toda la vida. Va a ser un legado», afirmó a EFE la consejera de Medio Ambiente y Movilidad de Zaragoza y responsable del proyecto, Tatiana Gaudes.

También estuvieron seleccionados ‘Un bocado de extinción’, un proyecto que se trata del trabajo de fin de carrera de una estudiante de 22 años (Carla Rotenberg) que trata de preservar la memoria culinaria y conectar a los madrileños con productos locales y olvidados, o la iniciativa ‘Mamífera’ (Barcelona).

«Las mujeres se siguen sintiendo muy incómodas al dar el pecho en el espacio público, incluso llegan a sentirse juzgadas. Este proyecto es una reivindicación de poner la lactancia en la esfera pública», contó a EFE Dafne Saldaña, una de las responsables del proyecto.

Además, el proyecto ‘FURNISH’ (Barcelona), que trata de mejorar la cohesión comunitaria introduciendo diseño urbano en escuelas, Programa Asertos (Alicante), encargado de rehabilitar barrios vulnerables, y Els Rajolars d’Oliva (Alicante), una iniciativa para regenerar un área industrial con una identidad histórica en esta localidad.

La ceremonia estuvo amenizada por una actuación de música, cante y baile flamenco que corrió a cargo del Museo de Cuevas de Sacromonte, ganadores de los Premios NEB el año pasado.

Los ganadores recogieron el premio de las manos de las anfitrionas de la ceremonia, la comisaria europea de Innovación, Investigación y Cultura, Iliana Ivanova, y la titular europea para Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, quien destacó en su discurso las 5.000 candidaturas que han recibido estos galardones en sus cuatro ediciones.

Have a look at the amazing winners of the 2024 New European Bauhaus #NEB awards!

👉 https://t.co/gYTjk4Q8vi pic.twitter.com/V5hTfmnTeT

— Elisa Ferreira (@ElisaFerreiraEC) April 12, 2024

Por primera vez, se acogieron proyectos de los Balcanes Occidentales y de Ucrania, y se otorgaron dos premios al ‘Reconocimiento especial al esfuerzo de reconstrucción y recuperación de Ucrania’.

Los Premios NEB se otorgan en cuatro categorías acorde a los ejes temáticos de esta edición. A su vez, cada categoría está dividida en dos secciones paralelas, los ‘Nuevos Campeones Europeos de la Bauhaus’ (dedicado a proyectos ya existentes con resultados claros y positivos) y ‘Nuevas Estrellas Emergentes de la Bauhaus’ (proyectos piloto o ideas de jóvenes talentos de 30 años o menos).

Editado por Sandra Municio

Más información:

Un desfile de moda sostenible en el corazón de la UE urge un cambio en la industria textil

Sombreros tipo pescador, abrigos fantasía, asimetrías y gafas fluorescentes protagonizaron un desfile de moda sostenible que cerró la jornada del jueves del Festival de la Nueva Bauhaus Europea.

Seguir leyendo

destacadas