Connect with us

Europa

Price crisis sees angry farmers across Europe, unhappiness with EU agricultural laws

Publicado

el

For weeks now, farmers across the continent have taken their anger and worry about their livelihoods to the streets. After protests in front of the European Parliament in Brussels on Wednesday, European Commission president Ursula von der Leyen opened the Strategic Dialogue on Agriculture the following day.

Europe’s farmers are in revolt and their anger is growing: The fury has led to road blockages and tractor parades in the past few weeks, with farmers taking their protests to the street in France, Germany, Lithuania, Poland and Romania, and the Netherlands before that.

While farmers have protested over national issues, concerns over increasing challenges facing agriculture including extreme weather, bird flu and surging fuel costs are uniting them. Another source of discontent is over what farmers say is excessive regulation, also on European level. Then there is the influx of Ukrainian agricultural products into the EU since the lifting of customs duties in 2022. The European Commission must soon reveal its intentions on the renewal of the customs exemption, which expires in June.

The agricultural question, in light of the European Parliament elections in June and surveys showing a surge of the far-right and nationalists who take up agricultural issues fervently, is important. Farmers are a “very important electorate”, said EU lawmaker and vice-president of the parliament’s socialist grouping, Pedro Marques.

On Thursday, European Commission president Ursula von der Leyen – aiming at defusing the anger – launched a new strategic dialogue format that brings together farmers, environmental organisations and industry to develop solutions to the problems of agriculture in Europe. According to the German politician, everyone agrees that the challenges are increasing.

Among the main issues are topics such as farmers’ income, sustainability, technological innovation and competitiveness. These were also discussed at the meeting of the EU’s agricultural ministers at the Agricultural and Fisheries Council (AGRIFISH) on Tuesday. Concerns that the green transition will wreak further havoc for farmers are also part of the program.

The dialogue at EU level aims to develop new solutions and achieve a common vision by summer 2024 and present this to the EU Commission. The initiative, only confirmed at the end of last week, was promised by von der Leyen last September, calling for “less polarisation” and assuring that “agriculture and nature protection can go hand in hand”.

Powerful agri-group Copa-Cogeca said it was a “welcome initiative, albeit one which has been slow to materialise”, adding that “the scope of the discussions remains particularly vague”.

PROTESTS ACROSS EUROPE

A day prior, on January 24, demonstrations were held in front of the European Parliament in Brussels. “The demonstrations will grow because discontent is growing and this will affect the European elections,” French farmer Stéphane Bleuzé said during the protests. “We came to Brussels because this is where the rules that affect us are decided.”

The leader of the French right-wing Reconquête movement, Marion Maréchal-Le Pen, niece of Marine Le Pen, attended the Brussels’ protest on Wednesday criticising EU agriculture policies.

The Flemish trade union Algemeen Boerensyndicaat (ABS) said that “today’s action is yet another cry for help” and that “farmers don’t ask for much, just to fulfil their social role and to be treated fairly”.

In Germany, for example, angry farmers have for weeks been protesting over diesel fuel subsidy cuts, including with mass demonstrations in several cities in which farmers blocked traffic with tractors and other pieces of farm equipment. The government agreed to soften the measure by phasing out the diesel fuel subsidy over three years, instead of immediately, but has otherwise stuck by the policy. Chancellor Olaf Scholz’s coalition has been under pressure to raise tax revenue or cut spending to close a major budget gap. The nationwide farmers’ protests sparked a discussion about the extent to which farmers are being exploited for the interests of far-right parties.

In neighbouring Austria where citizens will vote in national elections in autumn, the right-wing FPÖ organised a farmers’ demonstration last week. The farmers’ association of the conservative ÖVP, in response, criticised that the party was “instrumentalising the farmers for its own party purposes” and distanced itself from the “election campaign games at the expense of the farmers”.

In France, the growing anger of French farmers is shaping up to be the first major challenge of President Emmanuel Macron’s newly appointed government. The new Prime Minister Gabriel Attal paid tribute to the country’s agriculture sector last weekend, responding to the growing discontent of farm workers. A reform package designed to meet some grievances has been postponed for fine-tuning. MEP Jordan Bardella who will lead the far-right National Rally into the June elections claimed there is growing anger against “the European Union and the Europe of Macron”, who according to Bardella wanted “the death of our agriculture”. Some political observers think it could pose a major challenge to France’s mainstream parties.

In recent months, “exasperation” has also spread to Poland, Romania, Slovakia, Hungary and Bulgaria, where producers essentially denounce “unfair competition” from Ukraine, accused of undercutting the price of its cereals. Following the Russian invasion of Ukraine, the export of Ukrainian agricultural products through so-called Solidarity Lanes created disruptions in the internal markets of those countries.

In Poland, protests led to the resignation of the Minister of Agriculture in April 2023. In November, Polish operators began to block the crossing points with Ukraine, along with truckers. Farmers suspended their blockade on January 6 after an agreement with the Polish government.

In Romania, farmers’ and transporters’ protests began on January 7. Hundreds of tractors and trucks blocked border traffic, making it difficult for grain trucks from Ukraine to enter the country. The farmers demand compensation for the losses caused by the major disruption of the grain market following the import of cheap grain from Ukraine, which, they claim, does not comply with EU standards.

On January 21, Bulgarian Minister of Agriculture and Food, Kiril Vatev, and Prime Minister Nikolay Denkov met the National Grain Producers Association and the Bulgarian Agrarian Chamber to discuss the status quo and avoid potential future protests. Farmers rallied in Sofia in November last year.

The protests could have a contagious effect: “The Italian and Spanish (agricultural unions) are also talking about demonstrations,” says the president of the Committee of Professional Agricultural Organisations of the European Union (Copa), Christiane Lambert.

The Slovenian Farmer’s Trade Union urged the new Minister of Agriculture, Mateja Čalušić, to resolve their demands, which they addressed to the government during protests last spring. “Some solutions have to be offered, because if they are not, farmers are calling on us to follow in the footsteps of German protests,” according to the union.

In Vilnius, the Lithuanian capital, several thousand farmers with 1,300 tractors gathered this week for two days to demand better prices, lower taxes on fuel, simplification of regulations and a ban on the transit of Russian grain through their country.

COUNTING AN IMPORTANT ELECTORATE

Less than five months out from the European Elections and many national elections, the protesting farmers and agricultural producers fuel the campaign fires. Political parties are already courting the farmers’ vote.

Agriculture makes up eleven percent of greenhouse gas emissions in Europe. As part of the so-called Green Deal, the EU Commission under von der Leyen’s leadership launched several projects. In the summer, for example, there was great displeasure over a nature conservation law that also affects the use of agricultural land. Also bans on pesticides cleared for use in other parts of the world are a source of farmers’ discontent.

Their discontent has been a growing concern in the European Parliament. The centre-right EPP, the largest parliamentary grouping of which von der Leyen is a member, has often sought to water down agricultural texts, arguing it represents farmers’ wishes. “We share the green ambition but it must be adapted to the economic situation. Agricultural prices are falling, expenses are skyrocketing, by adding additional regulatory efforts, it’s too much,” EPP MEP Anne Sander said.

“There’s a perception that the centre-right and the far-right are trying to create in the farmers that the green transition, those that choose the green transition, are going against them,” EU lawmaker Marques said. But he recognised the need to provide support, especially as the EU prepares to debate its ambitious 2040 climate targets, which will involve a costly decarbonisation of the agricultural industry.

EUROPEAN NEWSROOM

European Newsroom (Redacción Europea) es una iniciativa que asocia a 16 agencias de noticias de distintos países europeos, entre las cuales se encuentra EFE, y que nace con el objetivo de mejorar la cobertura de los asuntos comunitarios y reforzar al sector. Bajo la coordinación de la agencia alemana, DPA, el trabajo editorial comenzó en el verano de 2022 y se prevé que la financiación que aporta la Comisión Europea, de 1,76 millones de euros, cubra sus costes de funcionamiento hasta finales de 2023.

Las agencias que se han sumado al proyecto son: dpa (Alemania), EFE (España), Europa Press (España), AFP (Francia), ANSA (Italia), AGERPRES (Rumanía), APA (Austria), ATA (Albania), HINA (Croacia), MIA (Macedonia del Norte), Belga (Bélgica), PAP (Polonia), BTA (Bulgaria), FENA (Bosnia y Herzegovina), STA (Eslovenia), Tanjug (Serbia), TASR (Eslovaquia) y UKRINFORM (Ucrania).

Seguir leyendo

Europa

Macron, forzado a anular su gran debate con los agricultores ante el rechazo del sector

Publicado

el

Por

París (EuroEFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, se vio forzado este viernes a retirar su invitación a celebrar un debate con los representantes del mundo agrícola, lanzada en un intento de calmar las aguas frente al repunte del descontento, debido al rechazo absoluto del sector, que además amenaza con redoblar sus protestas.

 


https://euroefe.euractiv.es/wp-content/uploads/sites/10/2024/02/23-2-2024-EFE-RADIO-CRONICA-Macron-forzado-a-anular-su-gran-debate-con-los-agricultores-ante-el-rechazo-del-sector.mp3

 

«El Salón Internacional de la Agricultura es un acontecimiento importante para nuestros agricultores y para la nación. Todo el mundo debe respetarlo. Los sindicatos agrícolas querían que este salón no fuera ‘un salón más’. Querían un ‘debate’ abierto. Ahora piden que se cancele. Tomo nota», dijo Macron en la red social X este viernes.

El debate debía realizarse este sábado, justo después de que Macron, como es tradicional por parte de los presidentes cada año, abriera la edición 2024 del Salón Internacional de la Agricultura, la feria más grande del mundo para todos los públicos dedicada al sector agrícola, que se celebra cada año en el recinto ferial parisino de Puerta de Versalles.

Al Salón se llegaba este año en un contexto «particular», habían reconocido fuentes del Elíseo este jueves, debido a las protestas del campo que no solo se han dado en Francia en los últimos meses, sino también en otros puntos de Europa.

Por ello el Gobierno francés, que hasta ahora había logrado apaciguar los ánimos con anuncios de baterías de medidas, buscaba aprovechar esta feria para tender puentes y calmar las aguas en un momento de repunte de las protestas.

También era una oportunidad para tratar de desactivar los posibles abucheos y quejas que pudiera recibir el presidente por parte del público, ya que tradicionalmente se trata de un evento muy reivindicativo.

La estrategia ofrecida por Emmanuel Macron fue la celebración de un debate con representantes de todos los ámbitos del mundo agrario, que fuera lo más «abierto» y «franco» posible, según indicó el Elíseo, y con todos los temas sobre la mesa.

Pero todo su relato se torció cuando su equipo de comunicación indicó este jueves a los periodistas que entre los participantes estaría el grupo ecologista radical Les Soulèvements de la Terre (Los levantamientos de la Tierra), que ha llevado a cabo protestas violentas en el pasado.

Los sindicatos rechazaron de plano la invitación al debate en ese contexto y la insistencia posterior del Ejecutivo en aclarar que se había tratado de un error de comunicación no sirvió para convencerlos.

De hecho, dos manifestaciones de tractores, organizadas por las dos principales organizaciones agrarias, recorrieron este viernes las calles de París en una demostración de fuerza.

INVITACIÓN A UNA REUNIÓN SIN FORMATO DE DEBATE

Pese al enorme traspiés estratégico, al anunciar la cancelación del debate, Macron invitó a todos los sindicatos agrícolas a reunirse con él antes de la inauguración oficial del evento.

«Estaré allí para inaugurarlo y reunirme con quien quiera hablar, como hago todos los años», afirmó en X.

Muy poco después, algunas organizaciones, como Coordinación Rural, que hoy había protagonizado protestas, anunciaron que aceptaban esta segunda invitación.

Y el presidente de la organización mayoritaria (FNSEA), Arnaud Rousseau, señaló en un mitin de agricultores en París que están «listos para continuar el diálogo» pero exigió que los productores «seamos respetados».

Rousseau advirtió a Macron de que «este salón no será como los otros», y que «antes de pasearse por los pabellones y de hacerse fotos, debe anunciar a los campesinos lo que esperan y reclaman desde hace semanas».

Este fiasco llega tres semanas después de que el Gobierno logró aplacar los ánimos de su sector agrícola el 1 de febrero, al anunciar una batería de medidas que respondía en parte a sus reclamaciones, como un mayor control de la ley Egalim sobre la cadena alimentaria, que garantiza a los agricultores precios de compra que cubran sus costos.

También una congelación del plan para reducir el uso de fitosanitarios, mientras se hace una nueva evaluación con los propios agricultores, o reiterar el no tajante francés a un tratado de libre comercio con Mercosur, así como una simplificación de muchas normas y procedimientos.

El Ejecutivo francés puso igualmente encima de la mesa cientos de millones de euros en ayudas para sectores en crisis (como el vinícola y los ganaderos afectados por la epizootía hemorrágica), y medidas para luchar contra el fraude de productos que se presentan como de origen francés pero que no lo son.

Editado por Sandra Municio

Seguir leyendo

Europa

España urge a avanzar de manera decidida en la unión de los mercados de capitales en la UE

Publicado

el

Por

Gante (Bruselas) (EurorEFE).- El ministro de Economía, Comercio y Empresa español, Carlos Cuerpo, pidió este viernes avanzar de manera «urgente» y «decidida» hacia la integración de los mercados de capitales en la Unión Europea, si es posible con el apoyo de los 27 socios de la UE.

«Tenemos que encontrar la manera más eficiente de avanzar y, por supuesto, como siempre pasa a nivel europeo, cuantos más nos unamos, y si somos capaces de hacerlo todos de manera conjunta, más efectiva será la solución», dijo el ministro en la rueda de prensa posterior a la reunión informal de ministros de Economía y Finanzas de la UE en Gante (Bélgica).

En el encuentro el ministro de Finanzas francés propuso poner en marcha esta unión de mercados solo con la participación de aquellos Estados que deseen sumarse ante la imposibilidad, a su juicio, de comenzar directamente a 27, para lo que hizo tres propuestas: una supervisión centralizada de las entidades que quieran sumarse, medidas para la titulización de activos y un producto europeo común de ahorro.

Preguntado sobre si España apoya la idea de avanzar solo con unos cuantos socios, Cuerpo dijo que los países están «todavía en un punto en el cual hay que conseguir suficiente masa crítica» como para que todos sean «conscientes» y se siga avanzando de manera conjunta, de modo que se evite una fragmentación que supone también un «riesgo».

«Pero hay que avanzar», insistió el ministro, quien dijo que España analizará todas las propuestas sobre la mesa.

Entre estas figuran una supervisión más centralizada de los mercados de capitales, la creación de instrumentos de ahorro destinados a un público específico que permitan canalizar el ahorro privado, la titulización de la actividad bancaria para poder apalancar más la financiación bancaria o elementos relacionados con la educación financiera para alentar a los pequeños ahorradores a invertir.

Con respecto a la supervisión centralizada, Cuerpo manifestó que será «más necesaria» a medida que se vaya profundizando en la unión de los mercados de capitales, así como que hay «diferentes modelos sobre la mesa», entre los cuales uno en el que «las entidades puedan integrarse de manera voluntaria», aunque es necesario analizar los incentivos para que esto ocurra y los costes para «las que queden fuera».

Muchas de estas ideas se plasmarán en una declaración que los ministros de Finanzas de la eurozona tienen previsto aprobar en su reunión de marzo con medidas para materializar esta unión de capitales, que varios socios consideran poco ambiciosa.

La UE lleva más de una década trabajando con escasos avances para integrar los mercados e capitales de los Veintisiete para favorecer el flujo de inversiones más allá de las fronteras nacionales, diversificar las oportunidades de financiación para empresas y facilitar que los minoristas también inviertan, con el fin de cubrir unas necesidades de inversión que superan los medios de los presupuestos nacionales.

Cuerpo defendió que unos mercados de capital integrados permitirá canalizar el ahorro de los pequeños inversores «pero no puede ser la única herramienta» disponible para cerrar la brecha de inversión entre la UE y Estados Unidos y para aumentar la competitividad de la Unión.

«Tendremos que complementar esto con el potencial de la inversión pública y de los instrumentos comunes para la inversión en bienes comunes europeos», dijo.

Editado por Sandra Municio

Seguir leyendo

Europa

Comienza en España construcción de la mayor planta de biocombustibles 2G del sur de Europa

Publicado

el

Por

Huelva (España) (EuroEFE).- Cepsa y Bio-Oils pusieron este viernes la primera piedra de la que será la mayor planta de biocombustibles de segunda generación (2G) del sur de Europa que, localizada en Palos de la Frontera (Huelva, suroeste de España), supondrá una inversión de 1.200 millones de euros y la creación de 2.000 empleos directos e indirectos.

Esta instalación, que producirá anualmente de manera flexible 500.000 toneladas de combustible sostenible de aviación (SAF) y diésel renovable (HVO) y cuya puesta en marcha está prevista para 2026, permitirá a la joint venture formada por ambas compañías duplicar su capacidad de producción actual.

El acto de inicio del proyecto contó con la presencia de la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y el presidente andaluz, Juanma Moreno; Maarten Wetselaar, CEO de Cepsa, y el director general de RGE Anderson Tanoto, que gestiona un grupo de empresas manufactureras basadas en recursos naturales, entre ellas Apical y Bio-Oils, y el director ejecutivo de Apical, Pratheepan Karunagaran.

ESENCIAL PARA DESCARBONIZAR

La ministra Ribera precisó que este proyecto encarna el compromiso de estas compañías con «la construcción de infraestructuras esenciales para descarbonizar» en un contexto donde todos coinciden en que «el gran reto desde el punto de vista de seguridad energética está en gestionar bien la respuesta al cambio climático, en asegurar una gestión adecuada de esa transición de nuestro modelo energético».

«En los últimos años hemos hecho un gran esfuerzo para reducir drásticamente las emisiones, pero sectores como la industria, el transporte aéreo y marítimo necesitan acelerar los cambios. La presencia de energías renovables en el sector del transporte está hoy en el entorno del 10 % y es un sector responsable del 30 % de las emisiones en España», dijo.

«Somos vulnerables a los efectos del cambio climático.

Tenemos que construir una economía más resiliente y alejada de los combustibles fósiles»

🔹 VP @TeresaRibera en la inauguración del inicio de la construcción de la planta de biocombustibles de @Cepsa_ES pic.twitter.com/8vg4FIAZ9v

— Transición Ecológica y Reto Demográfico (@mitecogob) February 23, 2024

Tras destacar la necesidad de apostar también por la descarbonización en sectores como el aeroespacial o el turístico, indicó que «queda mucho por hacer» porque «no solamente basta con cambiar el color de las moléculas o los electrones; las industrias que hay detrás, los servicios que hay detrás, son, precisamente, la gran oportunidad para reindustrializar y modernizar nuestro tejido productivo».

«Queremos que la atención a la cadena de valor industrial esté presente en el proceso de cambio y vamos a dedicar más de 750 millones de euros a ello, de tal manera que la fabricación de los bienes de equipo que nos permita llegar a buen puerto sean producidos en España», agregó.

ANDALUCÍA, PREPARADA

El presidente andaluz Moreno, por su parte, destacó que se está «ante el nacimiento real de un proyecto estratégico e importantísimo» que evidencia que Andalucía y España lideran «la transición energética desde el sur de Europa».

«Esta posibilidad de liderar la revolución industrial y energética ya en marcha representa una oportunidad histórica no solo para Andalucía, sino para el conjunto de España», dijo.

El presidente de la Junta de Andalucía dejó claro a otros inversores más allá de Cepsa, a la que ha agradecido su compromiso con la región, que «Andalucía está lista», para convertirse «en gran productora y distribuidora de energía limpia del continente» y desempeñar ese papel para el que se prepara «concienzudamente para tener esas capacidades».

Estamos preparados. #Andalucía lidera la transición energética desde el sur de Europa.

Y cada vez se consolidan más empleos y oportunidades con la #RevoluciónVerde.

Generamos confianza y aprovecharemos esta oportunidad histórica. pic.twitter.com/w60t6JPINC

— Juanma Moreno (@JuanMa_Moreno) February 23, 2024

PARA EL TRANSPORTE POR TIERRA, MAR Y AIRE

Los biocombustibles 2G, producidos a partir de desechos agrícolas o aceites usados de cocina, son una solución energética basada en la economía circular que permite descarbonizar el transporte por tierra, mar y aire, de manera inmediata, sin necesidad de cambiar los motores actuales.

La nueva instalación que se construirá con la última tecnología para la producción de combustibles renovables tendrá un mínimo impacto ambiental. No consumirá agua dulce, sino que solo utilizará aguas recuperadas.

Gracias al consumo de hidrógeno renovable, electricidad 100 % renovable y a diferentes sistemas de recuperación de calor y eficiencia energética, emitirá un 75 % menos de CO₂ que una planta de biocombustibles tradicional y está diseñada para lograr las cero emisiones netas en el medio plazo.

Así lo destacó Maarten Wetselaar para quien hoy se comienza «a materializar el primer gran hito de la estrategia Positive Motion con la construcción de un proyecto estratégico para España y Andalucía» que le permitirá ser «un referente europeo en el campo de las moléculas verdes y facilitará la descarbonización inmediata de sectores no electrificables, como el transporte aéreo».

Por su parte, Pratheepan Karunagaran señaló que «se espera que la producción mundial de SAF se triplique en 2024, en comparación con los niveles de 2023, alcanzando 1,5 millones de toneladas».

«Sin embargo -agregó-, la disponibilidad de materias primas sostenibles sigue siendo un reto para muchos países. Nuestra planta de biocombustibles 2G con Cepsa, que será la mayor instalación de producción de combustible de aviación del sur de Europa, es un excelente ejemplo de cómo los agentes del sector pueden unirse para fomentar el potencial del SAF y aumentar su adopción de forma asequible».

Editado por Sandra Municio

Seguir leyendo

destacadas