Connect with us

Ciencia y Salud

«La sociedad de la nieve», la ciencia hace que la película respire realidad

Publicado

el

El objetivo del director de la película, Juan Antonio Bayona, es que «La sociedad de la nieve» respirara realidad, y ahí entró la ayuda de la ciencia.

El equipo de producción también adaptó los tiempos de rodaje en el lugar del siniestro a las recomendaciones de clima y meteorología para que el Valle de las Lágrimas, situado sobre un glaciar que ha mermado un 60 % desde el 72, se pareciera lo más posible a cómo era hace 50 años, sin apenas impacto del cambio climático.

Los médicos e investigadores cordobeses Antonio Escribano padre (endocrino) e hijo (medicina interna) son los responsables de que 30 actores de entre 18 y veintipocos años fueran adaptando, cronológicamente, su composición corporal y peso al que experimentaron de las víctimas, y pasasen de parecer jugadores de rugby al comienzo de la película a estar escuálidos y con casi 30 kilos menos dos meses después.

«El reto era hacer ese trabajo no con uno o dos actores como se ha hecho otras veces en el cine, sino con treinta a la vez y logrando que un proceso de pérdida de peso tan rápido en condiciones de grabación extremas (a -15 grados) no afectara ni a su salud ni a sus capacidades para interpretar a los personajes», explica Antonio Escribano padre en una entrevista con EFE.

El ‘guion bioquímico’

En octubre de 2021, nada más llegar a Barcelona para comenzar a trabajar los guiones, los Escribano hacen todo tipo de pruebas a los actores: estudio de composición corporal exhaustivo, que decía dónde tenían la grasa o los niveles de proteína, analítica absoluta de todos los parámetros, test funcionales de consumo de oxígeno o ventilación, y pruebas máximas de agotamiento.

A raíz de las mismas elaboran 30 guiones bioquímicos `para adaptar la apariencia real de cada actor al guion cinematográfico y tiempos de rodaje, en total «un tratado de cerca de 7.000 folios».

De octubre de 2021 a comienzos de 2022 (cuando se inicia el rodaje), los médicos ponen el foco en planes nutricionales individualizados para que los actores ganaran músculo y peso (entre 3 y 8 kilos) para que a comienzos del rodaje, que llevó una cadencia similar a la del accidente, parecieran deportistas que van a una competición.

Mientras que de febrero a mayo del 22 la clave fue lograr pérdidas de peso extremas (entre 20 y 30 kilos), adaptadas a las exigencias de rodaje, donde de repente un actor tenía que bajar 4 kilos en apenas 3 días o quedar estabilizado 15, sin comprometer la salud.

Imagen del rodaje de la película «La sociedad de la nieve» en el Valle de las Lágrimas, en la cordillera de los Andes/Imagen cedida por Netflix

Actuar sin que se note el hambre

Los Escribano improvisaron una clínica con todos sus aparatos en una de las habitaciones del hotel donde se alojó el equipo buena parte del rodaje, en un pueblo cercano a Sierra Nevada, y trabajaron con los cocineros del catering para elaborar recetas ajustadas al guión bioquímico.

«La mayoría de los actores eran argentinos, por lo que buscamos platos que a ellos les gustaran y los hicimos muy bajos en calorías, logrando una milanesa de 70 calorías, empanadas con un hojaldre muy suave; hasta 30 recetas de sopas light para las cenas, o estrategias para engañar el hambre con gelatinas sabor a chocolate, yogures desnatados o caramelos sin calorías», detalla.

El desafío, insiste, «no sólo era adelgazar más de 20 kilos en un par de meses o lograr morfologías corporales aparentemente deterioradas para los actores que salen aseándose tras el rescate, sino hacerlo sin interferir en el correcto funcionamiento del cerebro, para memorizar y dramatizar sus papeles».

Para ello, tomaron complementos nutricionales amoldados a cada caso, «en los que no faltaban la cobertura de vitaminas como A, B, C y cantidades precisas de selenio, zinc y hierro», desvela el médico, quien confiesa que su obsesión y la de su hijo era que a los actores «no les pasara nada».

El doctor Antonio Escribano en la redacción de EFE/Andrés Ballesteros

Sortear el impacto del cambio climático

Aunque la mayoría de los exteriores de ‘La sociedad de la nieve’ están rodados en Granada, los fondos son reales, grabados en el Valle de las Lágrimas, en Los Andes.

Cuando, ayudados y asesorados por alpinistas, parte del equipo acudió a grabar allí en octubre de 2021, mismo mes pero 49 años después de la catástrofe, se topó con otra realidad: la del cambio climático.

«Fue un desastre, no había apenas nieve, se veía todo marrón», señala a EFE Margarita Huguet, directora de producción de la película nominada al Goya.

Además de la merma del glaciar, el valle «ha perdido un 30 % de su cobertura de nieve desde entonces, por la falta de precipitaciones en invierno y porque las altas temperaturas hacen que la nieve se derrita antes», subraya a EFE el climatólogo de la Universidad de Santiago de Chile Raúl Cordero.

Tras un primer intento fallido, Huguet buscó asesoramiento en meteorología y clima, y en base a ello organizó un segundo rodaje en Los Andes, en agosto de 2022 (pico del invierno austral), en el que Bayona y su equipo sí logran regalar a los espectadores una imagen blanca similar a la del 72, con la salvedad de que hace 2 años la cobertura de nieve bajo sus pies no era de 4 metros, como entonces, sino de poco más de uno.

Tanto Cordero como Huguet coinciden en que si el accidente se hubiera producido en octubre pasado, hubiera sido imposible salvar la vida: la cobertura de nieve hubiera sido insuficiente para que la parte central del avión se deslizara o para conservar los cuerpos de los fallecidos para alimentarse de ellos sin enfermar.

La entrada «La sociedad de la nieve», la ciencia hace que la película respire realidad se publicó primero en EFE Salud.

Seguir leyendo

Ciencia y Salud

Bebidas energéticas y adolescentes: consecuencias en el cerebro y el metabolismo

Publicado

el

Por

En 2023, el consumo de bebidas energéticas alcanzó el máximo desde que la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (PNSD) empezó a estudiarlo en 2014: el año pasado, el 47,7 % de los estudiantes de 14 a 18 años había tomado una en los últimos 30 días, el 19,5 % mezclado con alcohol.

Otro reciente estudio del PNSD realizado en menores de 12 y 13 años reveló previamente otro dato: hasta el 37,7 % de estos chicos ha tomado Red Bull, Burn, Monster, Coca-Cola Energy u otras en el último mes, un 10,2 % mezcladas con alcohol.

Intensas campañas publicitarias de estas bebidas

Intensas campañas publicitarias están detrás de la irrupción de estos productos en el mercado, que los definen como «bebidas refrescantes creadas para incrementar la resistencia física, proporcionar sensación de bienestar y estimular el metabolismo, capaces de suministrar un elevado nivel de energía proveniente de una combinación de ingredientes adicionados por sus posibles efectos estimulantes», recuerda el OEDA.

Entre sus compuestos figuran la cafeína, la glocuronolactona y vitaminas. Algunas atribuyen sus propiedades estimulantes a aminoácidos como la taurina o a su contenido en extractos de hierbas como ginseng o guaraná, y en algunos casos se agregan minerales, inositol y carnitina.

Bebidas energéticas: consecuencias para la salud

La realidad, señala este informe, es que tienen «consecuencias importantes» a nivel cerebral y metabólico: algunos de sus efectos adversos son la estimulación del sistema nervioso central (SNC) y cardiovascular y su relación con el sobrepeso y la obesidad.

Su ingesta regular se ha asociado además a la sobredosis de cafeína, hipertensión, pérdida de masa ósea y osteoporosis.

Sus efectos secundarios comunes son palpitaciones, insomnio, náuseas, vómitos y micción frecuente.

Como advierte la OEDA, los jóvenes son «uno de los grupos de población más expuestos» a ellas.

De hecho, varias comunidades, entre ellas Galicia y el propio Ministerio de Sanidad, con el beneplácito de numerosas sociedades científicas, han puestos estas bebidas energéticas en su punto de mira y quieren regularlas para los menores de edad.

Bebidas energéticas y alcohol, antesala de otras drogas

De los estudiantes de 14 a 18 años que han echado mano de una de estas bebidas en el último mes, más de la mitad (54 %) son chicos, y el 40,7 %, chicas, de modo que el incremento del consumo en los últimos años ha sido más del doble en ellos que en ellas.

Por edades, la prevalencia va aumentando progresivamente hasta alcanzar su pico a los 18 años (59,8 por ciento).

Igualmente, ha aumentado el consumo mezclado con alcohol y es en este grupo donde también aparece un mayor uso de drogas: así, el 72,5 % de los adolescentes que toman bebidas energéticas consumen alcohol; el 32,3 %, tabaco; el 24,3 %, cannabis; el 10,5 %, hipnosedantes, con sin receta,; y el 1,6 , éxtasis o cocaína.

Otro dato del estudio es que los jóvenes que han consumido bebidas energéticas en los últimos 30 días sacan peores notas de media, repiten más cursos o hacen más pellas que el resto. Estas diferencias son todavía mayores en los que las mezclan con alcohol.

Las diferencias son aún mayores con las salidas nocturnas: el porcentaje de quienes han consumido bebidas energéticas son o sin alcohol en los últimos 30 días y que salen dos o más noches a la semana, regresan a las tres de la madrugada o más tarde, y disponen de más dinero para gastar semanalmente para ir con amigos, al cine o tomar algo, es mayor que el de los que no la toman.

Desempeñar actividades como la lectura o tener algún hobbie como tocar algún instrumento musical funciona como escudo protector, de forma que la prevalencia de consumo es menor en los adolescentes que ejercitan alguna de estas tareas, señala la OEDA.

EFE/Ulises Rodríguez

La entrada Bebidas energéticas y adolescentes: consecuencias en el cerebro y el metabolismo se publicó primero en EFE Salud.

Seguir leyendo

Ciencia y Salud

¿Qué es la cocaína rosa?

Publicado

el

Por

Desde el grupo de Toxicología de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), Miguel Galicia explica a EFEsalud que la mal llamada cocaína rosa «de cocaína tiene poco».

Además de MDMA y ketamina esta sustancia, denominada 2cb, explica Galicia, está mezclada con otras para darle el color rosa. Información que los sanitarios conocen fundamentalmente por organizaciones como Energy Control.

Pero también porque en los servicios de Urgencias cuando algún paciente dice que ha tomado 2cb lo que reflejan los análisis son además de estas dos sustancias otras para cortarla como el paracetamol, la cafeína o el levamisol.

¿Qué efectos tiene la cocaína rosa?

Los efectos de esta droga, también conocida como «tusi», son sobre todo excitantes, dependiendo de si contiene más de una de la sustancias principales o menos.

El MDMA es una anfetamina cuyo efecto fundamentalmente es excitante y favorecedora de la socialización. La gente que se pone de esta sustancia lo hace con la intención de tener ganas de estar en contacto con otras personas, mientras que la ketamina es un alucinógeno, un fármaco anestésico.

Dependiendo de la mezcla puede fomentar más sociabilización si tiene más cantidad de MDMA o un potente alucinógeno, si tiene más ketamina.

No obstante, Galicia señala que, con esta droga, lo que se persigue es que tenga un efecto similar al de la cocaína: aumento de la autoestima, excitación, disminución del sueño y ganas de sociabilizar, entre otros

¿Y si se mezcla?

Si la mal llamada cocaína rosa se mezcla con otras sustancias como bebidas energizantes influye en el estado del consumidor.

Las bebidas engergizantes tienen grandes cantidades de azúcar y sobre todo, de cafeína. Ésta última es una sustancia estimulante que todos conocemos, que espabila y estimula el sistema nervioso central.

EFE/PAUL VALLEJOS

«La complicación es que cuando tú te tomas un café en un bar, normalmente la concentración de cafeína dependiendo de cómo esté de cargado y de la variedad de café andará entre 30 y 50 miligramos de cafeína. Una bebida energizante puede tener, dependiendo de lo grande que sea, hasta 200 miligramos. Entonces, cuando tomas una de esas bebidas es como si te hubieras bebido cuatro expresos en un momento», afirma el doctor Galicia.

Además, quien consume bebidas energizantes mezcladas con alcohol, vodka, por ejemplo, no suele beberse solo una, sino que igual se bebe tres en tres horas, «entonces es como si te acabaras de meter entre 15 y 20 cafés en ese tiempo».

Graves riesgos para la salud

Durante unas jornadas internacionales que organizó SEMES a finales del pasado año se constató que el consumo de cocaína rosa es uno de los temas que preocupan a los profesionales.

No es una de las sustancias que más consumen los pacientes que llegan a urgencias porque son la cocaína, el hachís y el alcohol, pero sí se está poniendo de moda.

El consumo de esta droga conlleva problemas de nerviosismo y ansiedad, y en algunos casos graves, de psicosis. Provoca el aumento de problemas cardiovasculares como infartos, ictus, anginas de pecho o palpitaciones, entre otros.

Son problemas similares en gran parte a los causados por la cocaína pero con algunas modificaciones por su efecto alucinógeno por la presencia de la ketamina, explica el expero de SEMES.

La entrada ¿Qué es la cocaína rosa? se publicó primero en EFE Salud.

Seguir leyendo

Ciencia y Salud

Investigadores piden superar el concepto de prediabetes y adoptar una nueva clasificación de la diabetes tipo 2

Publicado

el

Por

Los factores etiopatogénicos de la diabetes, es decir, aquellos que dependen de la genética, la epigenética, el ambiente o las infecciones, hacen que la evolución natural o las complicaciones de la enfermedad sean muy distintas y, por ello, se apuesta actualmente por establecer fenotipos y adoptar una forma más personalizada de clasificar a las personas con diabetes tipo 2, incluso desde la fase de prediabetes.

Actualmente se apuesta por establecer fenotipos y adoptar una forma más personalizada de
clasificar a los pacientes con diabetes tipo 2.

Ágora Diabetes, el encuentro organizado por la Sociedad Castellano-Leonesa de Endocrinología y Nutrición (SCLEDyN), con el apoyo de Sanofi España, ha celebrado este año su sexta edición con un evento que ha reunido en La Granja de San Idelfonso (Segovia) a más de medio centenar de expertos españoles en la investigación y manejo clínico de la diabetes.

El objetivo de este año se ha centrado en detener la progresión de la diabetes.

Con motivo de este evento los expertos han debatido sobre los retos y avances futuros de esta enfermedad poniendo el foco en el abordaje y los pacientes.

El doctor Fernando Gómez Peralta, vicepresidente de la SCLEDyN, jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital General de Segovia y coordinador de la reunión Ágora Diabetes 2024, ha destacado en el encuentro: “En el caso de la diabetes tipo 2, el término prediabetes no refleja una situación real y traslada al paciente y al profesional sanitario la idea de que aún no hay enfermedad, cuando sí puede haberla.».

Propuestas de futuro

Las perspectivas de futuro que plantean los expertos en el marco de este encuentro se centran en superar el concepto de prediabetes y establecer cuatro estadios diferentes de la diabetes de tipo 2 (dependiendo de la gravedad y el riesgo de complicaciones) y cuatro fenotipos clínicos básicos, (rasgos observables de un organismo) como el déficit grave de insulina, la resistencia grave a la insulina o la diabetes leve asociada a obesidad y la asociada a la edad.

El objetivo es fijar en cada uno de los fenotipos clínicos unos objetivos específicos y tratamientos concretos, asumiendo que la Diabetes tipo 2 no es una enfermedad con compartimentos estancos.

«Además siempre hay que tener presente que la enfermedad puede evolucionar o, incluso, revertirse”, aclara el doctor Gómez Peralta.

La edad, la resistencia/secreción de insulina y la autoinmunidad son factores clave a tener en cuenta en esta propuesta de abordaje que plantean desde la SCLEDyN.

«Se trata de fusionar los avances registrados en el ámbito de la Medicina de Precisión, permitiendo establecer subtipos de diabetes dentro del ‘cajón de sastre’ que es actualmente, y hacer un abordaje terapéutico más fisiopatológico que se adapte mejor a las posibilidades de progresión de la enfermedad en cada persona», señala el coordinador de Ágora Diabetes 2024.

De hecho, según admite este experto, “tenemos la suerte de haber enriquecido nuestro arsenal terapéutico con fármacos muy potentes que, de forma segura (sin provocar hipoglucemias) e induciendo pérdidas de peso (en lugar de incrementarlo), están consiguiendo resultados compatibles con la
remisión de este tipo de diabetes», añade.

Sala con el encuentro, Ágora Diabetes 2024, organizado por la Sociedad Castellano-Leonesa de Endocrinología y Nutrición (SCLEDyN). Imagen cedida.

Más avances también en la diabetes tipo 1 (DM1)

La diabetes tipo 1 es una enfermedad con un claro componente autoinmune; en el marco de este foro, expertos e investigadores pusieron de relieve los importantes avances registrados en los últimos años.

La doctora Chantal Mathieu, catedrática de Endocrinología del Hospital Universitario Gasthuisberg en Bélgica y presidenta de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), subrayó: “Sin duda, estamos en el comienzo de una nueva era en el abordaje de esta enfermedad. Aunque aún no es posible prevenir o revertir la diabetes tipo 1, cada vez estamos más cerca de conseguirlo”.

En este sentido, los expertos sostienen que la detección de diabetes tipo 1 antes de que aparezcan los síntomas clínicos conduce a intervenciones que detienen la destrucción de las células beta, secretoras de insulina.

Además, los nuevos avances abren la puerta a innovadoras y potentes terapias combinadas.

“La posibilidad de alterar la destrucción de las células beta por parte del sistema inmunitario, que está
en la base de esta enfermedad, está creando un nuevo paradigma y está abriendo un escenario completamente distinto para las personas en riesgo de desarrollar DM1 o que ya se encuentran en estadios preclínicos de la enfermedad”, reconoce el doctor Gómez Peralta.

Actualmente, el acceso a información científica no es solo una barrera fundamental para el profesional sanitario, sino que el principal problema, según aclara el doctor Gómez Peralta, “es la selección de información por su relevancia, así como su revisión crítica desde el conocimiento experto, que es lo que aporta valor a la transmisión científica”.

En este sentido, “las discusiones que realizamos en Ágora Diabetes no sólo permiten la transferencia de conocimiento y la generación de hipótesis, sino que también facilita la creación de redes de trabajo”, concluye el doctor Fernando Gómez Peralta.

La entrada Investigadores piden superar el concepto de prediabetes y adoptar una nueva clasificación de la diabetes tipo 2 se publicó primero en EFE Salud.

Seguir leyendo

destacadas